Hostelería de España presenta su Plan de competitividad del sector a la Secretaria de Estado de Turismo

De izda a dcha: José Antonio Aparicio, vicepresidente de Hostelería de España; Rosario Sánchez Grau, la Secretaria de Estado de Turismo y Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España.

El vicepresidente de Hostelería de España, José Antonio Aparicio, y el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego, se reunieron en la tarde del miércoles 5 de junio con la secretaria de Estado de Turismo, Rosario Sánchez Grau, para profundizar en la situación de la hostelería y las propuestas de mejora.

En el transcurso de la reunión,  Hostelería de España presentó un programa de competitividad del sector partiendo de un diagnóstico pormenorizado de las más de 300.000 empresas que componen la hostelería,  para promover las mejoras en los diferentes tipos de establecimientos en base a una serie de parámetros tractores del crecimiento sectorial, como son la digitalización, la sostenibilidad y la profesionalización.

Para el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego “el sector es líder a nivel mundial. Tenemos una hostelería, que forma parte de nuestra forma de socializar y que es uno de los principales atractivos para los visitantes extranjeros. Nuestros bares, restaurantes y locales de ocio nocturno son el modelo a imitar por muchos de los países de nuestro entorno. Para mantener esa posición de liderazgo es necesario la colaboración público—privada para poner en marcha acciones que mantengan nuestra competitividad en su grado máximo”.

Desde Hostelería de España se propone un Plan que no sólo suponga un paso hacia adelante en materia de sostenibilidad, tanto medioambiental, como económica o de gestión de recursos humanos para el sector, sino que se propone buscar medidas que posibiliten la sostenibilidad social del sector, minimizando el impacto de la hostelería en los diferentes destinos, y mejorando los aspectos positivos que conlleva la actividad turística.

La innovación se pone en el centro de este Plan, en el que se busca profundizar en los nuevos hábitos de consumo de un cliente cada vez más digital y exigente; búsqueda de medidas para optimizar la eficiencia energética y hacer del sector un ejemplo de buenas prácticas en la acción climática; mejorar la gestión de los negocios; mejorar la experiencia al cliente, tanto nacional como extranjero, a través de formación especializada o mejorar la tematización de los locales, entre otros aspectos.

Herramientas como Campus Hostelería y la Identificación Profesional de Hostelería (IPH) fueron destacadas como ejemplos de por dónde debe discurrir el futuro de la profesionalización y la competitividad del sector.

Todo ello debe ir apoyado por acciones promocionales, tanto al público nacional, como internacional.

- PUBLICIDAD -