Crece el compromiso de la Hostelería española con la acción climática

España es un país de bares, restaurantes y terrazas. La Hostelería española, además de ser un referente a nivel europeo por su excelencia como sector, también cuenta con un gran potencial para concienciar y actuar contra el cambio climático por su amplia capilaridad y arraigo en la cultura y costumbres del país. En este sentido, esta capilaridad permite al sector jugar un papel fundamental en favor del cumplimiento de los objetivos de reducción de emisiones de CO2 fijados por el Acuerdo de París.

Con esta ambición nace Hostelería #PorElClima, una iniciativa enmarcada en la Comunidad #PorElClima, impulsada por Coca-Cola y ECODES, y con el apoyo de Hostelería de España. Este programa, que ayuda a bares y restaurantes de toda España a reducir su huella de carbono y ser más eficientes en términos medioambientales y económicos, suma ya más de 7.400 establecimientos adheridos. Una cifra que se ha incrementado en un 95% respecto a 2022.

Estos datos muestran el compromiso de la Hostelería española con la lucha contra el cambio climático, así como la creciente conciencia ambiental y profesionalización del sector. De hecho, esta profesionalización se materializa en la modernización y aplicación de innovación en sus negocios a través de la implementación de nuevas tecnologías que, además de reducir sus emisiones, les está permitiendo ser más eficientes reduciendo sus consumos y, por tanto, generando ahorros económicos. Como muestra, los establecimientos adheridos a Hostelería #PorElClima ya tienen en marcha cerca de 120.000 medidas en este sentido.

“El compromiso de Coca-Cola con la sostenibilidad y nuestra ambición por contribuir a acelerar el cumplimiento de los objetivos climáticos nos lleva a actuar e impulsar iniciativas como Hostelería #PorElClima. Además, por nuestro negocio y llegada, conocemos de primera mano el potencial y la capacidad que tiene el sector hostelero para concienciar a la sociedad. Los españoles hacemos vida en los bares y restaurantes de todo el país, son espacios de socialización y forman parte de nuestro ocio y nuestra cultura. También forman una parte fundamental del negocio de Coca-Cola. Por ello, para nosotros, tenía todo el sentido establecer sinergias y desarrollar una alianza estratégica con un partner experto como ECODES, a través del proyecto climático Comunidad #PorElClima, para ayudar a la hostelería española a innovar, a reducir su huella de carbono y a ser más eficientes. Todo ello, mientras contribuyen a concienciar al conjunto de la población sobre la importancia y necesidad de actuar contra el cambio climático. En Coca-Cola queremos ayudar y acompañar a nuestros clientes a avanzar hacia la transición verde y digital”, afirma Carmen Gómez-Acebo, directora de Sostenibilidad de Coca-Cola Europacific Partners Iberia.

Por su parte, Víctor Viñuales, director ejecutivo de ECODES –que ostenta la secretaría ejecutiva de la Comunidad #PorElClima-, destaca que “aunque aún queda camino por recorrer, estamos viendo cómo está creciendo notablemente el compromiso, la conciencia y la voluntad de actuar del sector hostelero español en materia de acción climática. Así lo muestra el gran incremento de adhesiones de bares y restaurantes a Hostelería #PorElClima en el último año y la cantidad de medidas implementadas por parte de estos establecimientos. Además, desde Comunidad #PorElClima y Coca-Cola los acompañamos en este proceso de transformación de sus negocios para que reduzcan su huella de carbono y lo hacemos, entre otras cosas, poniendo a su disposición herramientas para su medición y recomendaciones de actuación”.

Bonos climáticos y ScopeCO2 Hostelería, un impulso para los hosteleros

Entre otras medidas, Hostelería #PorElClima ha desarrollado ScopeCO2, una herramienta gratuita y de libre uso para los bares y restaurantes adheridos a la plataforma, que les permite medir su huella de carbono e identificar las principales fuentes de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de sus negocios. A raíz del informe que obtienen, se les proporciona una serie de recomendaciones sobre las medidas que pueden implementar para reducir su impacto climático, ser más eficientes y, por tanto, reducir sus consumos y facturas.

ScopeCO2 tiene en cuenta los principales focos emisores de un establecimiento de hostelería y cumple con los criterios metodológicos necesarios para inscribir los cálculos en el Registro de huella de carbono de la Oficina Española de Cambio Climático (MITERD).

Por otro lado, a lo largo de este 2023, Hostelería #PorElClima ha puesto en marcha un programa innovador: la concesión de más de 100 bonos climáticos valorados en 1.000€ cada uno. Un importe que deben invertir en la implementación de tecnologías que les ayuden a ganar eficiencia, reducir sus consumos y, en consecuencia, reducir sus emisiones y evitar los combustibles fósiles.  Para ello, el programa realiza una medición previa de la huella de carbono del establecimiento con el objetivo de conocer el punto de partida, elabora un informe detallado con recomendaciones y una hoja de ruta para reducir sus emisiones, además de seleccionar conjuntamente con el establecimiento la tecnología que se implementará con el bono climático. Un año después se vuelve a realizar la medición de huella de carbono para calcular la reducción de emisiones conseguida. Además, Coca-Cola se compromete a compensar las emisiones restantes que no pueden ser reducidas.

Este programa tiene como objetivo realizar una intervención directa en el propio establecimiento hostelero para ayudar a la reducción de emisiones generadas con su actividad. Además, obtiene datos reales de emisiones del sector y podrá analizar el alcance de los cambios que se realizan.

Ovillo, un ejemplo de sostenibilidad ambiental

Ovillo, el proyecto gastronómico del chef y empresario Javier Muñoz-Calero, ubicado en Madrid, es el perfecto ejemplo del compromiso de la hostelería española con la acción climática. De las 56 medidas que puede implementar un establecimiento para reducir su huella de carbono definidas por Hostelería #PorElClima, Ovillo ya ha puesto en marcha 43 de ellas, lo que representa un nivel de cumplimiento del 77%. De este modo, Ovillo se ha convertido, no sólo en un referente gastronómico, sino también en un ejemplo de profesionalización, eficiencia y compromiso ambiental.

Diseñado desde el inicio bajo criterios de eficiencia energética y ahorro de costes, Ovillo ha apostado por innovadoras iniciativas como un sistema de recuperación de agua de lluvia que les permite reutilizarla, siempre bajo criterios de calidad y seguridad alimentaria definidos por el MAPA, en baños, para lavar platos o incluso para regar sus plantas.

Además, cuenta con una compostadora eléctrica, que, junto al diseño de técnicas y menús de aprovechamiento, su política de reducción de desperdicio alimentario y la valorización, reciclaje y reutilización de envases, les está permitiendo reducir a mínimos sus residuos. En concreto, Ovillo, en un año, es capaz de compostar 1.400 kg de residuo orgánico, lo que le permite evitar la emisión de casi una tonelada de CO2. O lo que es lo mismo, el equivalente a las emisiones de un vuelo ida y vuelta Madrid- Moscú.

Todo ello, sumado a un uso de energía eléctrica de origen renovable gracias a la consultoría y asesoramiento realizado por Hostelería #PorElClima, ha permitido a Ovillo lograr unas emisiones prácticamente nulas.

Según Muñoz-Calero, “si queremos seguir impulsando la gastronomía española, dentro y fuera de nuestras fronteras, debemos seguir avanzando y trabajando, no sólo por poner sobre la mesa propuestas cada vez más innovadoras, sino por aplicar la innovación en nuestros establecimientos para ser más eficientes y responsables, creando una experiencia diferencial y redonda para nuestros comensales”.

 

- PUBLICIDAD -