La confianza de los hosteleros cae en el tercer trimestre, tras dos trimestres en positivo

La confianza de los empresarios hosteleros en la evolución de sus negocios volvió a valores negativos en el tercer trimestre de 2023, después de dos trimestres en positivo, por la bajada en las expectativas, según muestra el Indicador de Confianza Hostelera, elaborado trimestralmente por HOSTELERÍA DE ESPAÑA, con el que se mide la valoración de los empresarios hosteleros en la evolución de sus negocios.

Este resultado, que se obtiene de la media entre los índices de futuro y los de comparación con el pasado lejano (mismo trimestre del año anterior) y cercano (trimestre anterior), resulta negativa debido a que la fuerte caída en las expectativas para el cuarto trimestre no compensa los aumentos de los índices respecto al pasado. El resultado supone 11,7 puntos menos que el trimestre precedente y 3,2 menos que el del mismo período de 2022.

El balance de expectativas acentuó la caída situándose en -34,3 puntos, frente a -2 del trimestre anterior. Esto se debe a que más de la mitad de los encuestados (52,4%) tiene una opinión desfavorable para el tercer trimestre, frente a un 18,1% que se muestra optimista, y un 29,4% que se va a mantener igual.

El índice que refleja la situación respecto al mismo período de 2022 mejora al del trimestre anterior, situándose en 3,3 puntos, 2,6 puntos más, y es resultado de un 36,6% de los encuestados opina que la actividad de su negocio en el tercer trimestre de 2023 fue mejor que la del mismo período de 2022, frente a un 33,3% que manifiesta que ha sido peor, y un 30,1% que se ha mantenido igual.

La mejor valoración del Indicador ha resultado en la comparación trimestral, aunque a pesar de mostrarse positiva es más baja que la del trimestre anterior, 7,1 puntos frente a 12,4. Es resultado de un 42,1% de opiniones favorables respecto a los tres meses previos, frente a un 35% que opinan que fue peor, y un 23% que considera que se mantuvo igual.

Los costes de las materias primas se mantienen como el factor interno de mayor preocupación para los hosteleros, seguido de los costes de la energía manteniéndose la influencia de los primeros y subiendo ligeramente los segundos. La caída de la demanda es el factor por el que más baja la preocupación respecto al trimestre anterior, aunque fue el que más subió en ese período.

Entre los factores externos, los precios altos se mantienen como el factor que más preocupa, junto con los costes financieros, que ambos se muestran sin cambios respecto al trimestre anterior, mientras que aumenta la influencia del nivel de tecnificación.

Indicador de Confianza Hostelera 3º trimestre 2023

- PUBLICIDAD -