La iluminación, fundamental para hacer accesibles los locales de restauración

La iluminación es crucial para hacer que un lugar sea accesible para cualquier persona. Y es que no tener visibilidad puede arrastrar numerosos problemas o impedimentos, especialmente para aquellas personas que tienen una discapacidad. Y en España no son pocas. En 2020, en nuestro país, más de 4,38 millones de personas declararon tener alguna, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), una cifra que va en constante aumento debido al envejecimiento de la población.

Quizá no lo pensamos, pero poder disfrutar de un tiempo de ocio en un bar o restaurante es un privilegio que nos gusta a todos, aunque no todo el mundo lo tiene igual de fácil. Ante ello, los locales de hostelería deben reaccionar, trabajando para hacer que sus establecimientos sean accesibles para toda la población. Por ello, en este post recopilamos diferentes recomendaciones de iluminación extraídas del estudio ¿Cómo gestionar la accesibilidad? Bares y restaurantes”, de la Fundación ONCE con la colaboración del CERMI y Hostelería de España para que los locales de hostelería tengan en cuenta las necesidades de las personas que tienen una discapacidad o las de las personas mayores.

Recomendaciones de iluminación para hacer que tu local sea más accesible

  1. En el acceso al establecimiento: es importante que el itinerario para acceder al local de hostelería esté bien iluminado. Además, este ha de discurrir junto a algún elemento que marque la diferencia entre el suelo y la edificación del establecimiento.
  2. En el interior del establecimiento: aquí la iluminación debe ser uniforme y con gradaciones, que permitirán diferenciar elementos, espacios o servicios. Así, evitaremos desorientaciones o deslumbramientos, al dejar de emplear una iluminación con contrastes fuertes. Por último, será crucial reforzar la iluminación en escaleras y cambios de nivel.
  3. En el mobiliario, mostradores y barras: para que los mostradores y barras sean accesibles, han de estar bien iluminados. Para lograrlo podemos utilizar contrastes cromáticos con paredes y suelo, algo que permitirá que sean detectados por personas con discapacidad visual.
  4. Aseos: debemos asegurarnos de que la iluminación en el interior del aseo sea suficiente y difusa. No colocaremos bombillas alrededor del espejo. Además, el control de la luz se realizará desde el interior del aseo y no se empleará una iluminación con temporizador que impida que las personas con movilidad reducida puedan volver a accionarla.

¿Qué te ha parecido?, ¿has pensado en ello y has preparado tus proyectos en locales de restauración para que sean accesibles? La iluminación es crucial en numerosos ámbitos de la vida y este es uno de ellos.

Si quieres descubrir más información sobre lo que aporta la iluminación a este sector y toda lo que estamos llevando a cabo desde ROBLAN, te recomendamos leer nuestros post:

- PUBLICIDAD -