El festival ‘Taste of Dublin’ disfruta con la alta cocina en miniatura de Zaragoza

En colaboración con Horeca Restaurantes y Zaragoza Turismo, el Grupo Méli Mélo sorprendió con sus propuestas gastronómicas en esta cita internacional, una de las más influyentes del sector en Irlanda

Producto de calidad, buen hacer e ingenio. Tres ingredientes con los que el Grupo Méli Mélo sorprendió con éxito en el festival ‘Taste of Dublin’. Con motivo del Día Mundial de la Tapa, que se celebró el pasado 16 de junio, la alta cocina en miniatura zaragozana fue protagonista durante esta cita internacional, una de las más influyentes del sector en Irlanda.

En colaboración con Horeca Restaurantes y Zaragoza Turismo, las chefs Raquel Marcen y Silvia Marcen y el sommelier Javier Posac de El Méli del Tubo y del Méli Mélo acercaron su creación Cave Ovum (“Boom Bite”), con la que consiguieron el premio a la mejor tapa mediterránea en una de las ediciones del concurso de Tapas de Zaragoza y Provincia. Asimismo, el chupa-chus (luxury meat bombon), elaborada con Ternasco de Aragón, fue otra de las propuestas que se presentaron y con la que también obtuvieron una respuesta muy positiva. El equipo se completó a su vez con Roberto Herrando y Ángel Díez.

Para Horeca Restaurantes Zaragoza, “esta clase de encuentros son una oportunidad excelente para mostrar nuestro talento y profesionalidad”, por lo que la asociación seguirá colaborando en este tipo de iniciativas que potencian el valor gastronómico aragonés.

Reconocimiento internacional

El festival, que tuvo lugar entre el 15 y 18 de junio, en Iveagh Gardens, unos jardines que se extienden por 34.000 metros cuadrados en el centro de Dublín, es uno de los eventos más reconocidos del sector dentro del mercado irlandés. La capital aragonesa estuvo presente de la mano de Saborea España y de la Oficina Española de Turismo en Dublín, junto a otros destinos españoles, como Gran Canaria, Palma de Mallorca, Lanzarote y Cambrils, miembros de la Red Saborea España.

Durante el festival, se celebraron talleres gastronómicos, showcookings, degustaciones y catas, una programación en la que la capital aragonesa tuvo diferentes intervenciones y ofreció degustaciones de frutas de Aragón y trenza de Almudévar de La Tolosana, acompañadas igualmente de vinos de la tierra, entre los que se encontraron los de la D.O Campo de Borja.

- PUBLICIDAD -