Mares Circulares, de Coca-Cola, promueve la investigación y la economía circular para acabar con el problema de los residuos marinos

Después de cinco ediciones, Mares Circulares, el proyecto más ambicioso de Coca-Cola para la limpieza de costas y fondos marinos, la sensibilización de la ciudadanía y el desarrollo de la economía circular en España y Portugal, ha conseguido un valor clave para la investigación. Gracias a los datos recogidos en las intervenciones realizadas, se ha convertido en fuente de información y conocimiento para abordar soluciones al problema de los residuos en nuestros mares y océanos basados en la economía circular.

A lo largo de estos años, se han recogido y clasificado más de 1.800 toneladas de residuos, que, unidas a las 811 monitorizaciones realizadas (algo más de 160 anuales), permiten analizar cuestiones como la procedencia, estacionalidad, impacto, grado de degradación y reciclabilidad de estos.

“El trabajo realizado a lo largo de estos cinco años de Mares Circulares nos posibilita contar con una gran cantidad de información que, sin duda, es de gran valor para la comunidad científica. Nuestro objetivo ahora es generar sinergias con investigadores y empresas que permitan el desarrollo de iniciativas con las que avanzar en la economía circular de los residuos para evitar que estos acaben en nuestros mares y océanos”, ha explicado Carmen Gómez-Acebo, directora de Sostenibilidad de Coca-Cola Europacific Partners Ibertos y cofradías que han colaborado en Mares Circulares.

La monitorización y recogida periódica de información se almacena en una base de datos con el fin de que pueda ser utilizada para el análisis científico. Incluye datos tanto de las ubicaciones donde se realizan limpiezas terrestres con voluntarios (playas y entornos acuáticos) como de los fondos marinos, gracias a la colaboración con barcos pesqueros de 17 puertos en España.

En las 1.880 toneladas de residuos recogidos tanto en playas y entornos acuáticos como en fondos marinos, predomina la existencia de la categoría de plástico, con un 81% y un 72%, respectivamente. De ese total, 19,6 toneladas corresponden a plástico PET, el empleado en las botellas. En cuanto al resto de los residuos recogidos, en el caso de las playas y entornos acuáticos, el 5,61% corresponde a residuos higiénico-sanitarios, el 3,26%, a vidrio; y el 3,08%, a metal. Por su parte, en los fondos marinos, el segundo tipo de residuos recogidos corresponde a fracciones de metal (15,77%), seguido de vidrio (4,95%) y ropa/textil (3,51%).

“No se puede conservar lo que no se conoce’ es una máxima para todas aquellas iniciativas que, como Mares Circulares, pretenden afrontar una problemática global que afecta tanto a los ecosistemas de nuestro Planeta como a los seres humanos que dependemos de ellos. La cantidad y calidad de los datos obtenidos a lo largo de estos cinco años de proyecto posibilita precisamente eso, proponer soluciones desde la óptica del conocimiento y la integración de todos los actores que formamos parte de esta iniciativa”, ha valorado Manuel Merchán, director de la Asociación Chelonia.

Precisamente, el próximo 28 de junio está previsto realizar una limpieza en las Islas Cíes dentro de las Jornadas de los Servicios Universitarios de Empleo, en las que participarán alrededor de 100 personas de diferentes universidades españolas.

Apuesta por soluciones innovadoras

Si bien todos estos datos ofrecen nuevas posibilidades para el desarrollo de la investigación, a lo largo de estos cinco años Mares Circulares ha apoyado proyectos científicos e iniciativas emprendedoras que proponen soluciones al problema de la basura marina con enfoque en la economía circular. En las cinco ediciones del Premio Mares Circulares, se han reconocido 14 estudios científicos y seis start-ups. Entre ellos, investigaciones que proponen utilizar los residuos de las toallitas húmedas recogidos en las playas para transformarlo en carbón activo que se pueda reutilizar; la valorización energética de los microplásticos o la recuperación del plomo de los fondos marinos para su uso en otros ámbitos.

Entre las seis start-ups premiadas, se encuentran empresas que trabajan en la reutilización de redes de pesca procedentes de residuos marinos en redes de canastas de baloncesto y porterías; la producción de envases biodegradables desechables fabricados a partir de macroalgas recogidas de las orillas de las playas, o el desarrollo de tecnología para reciclar envases multicapa.

En total, el premio ha repartido 118.800€ euros en conjunto en todas sus ediciones. En la de 2022, la cuantía se incrementó hasta los 8.500 euros para cada ganador. Además, se valoró que los proyectos contribuyan a la lucha contra el cambio climático (el 19 de junio se abrirá la convocatoria de la V edición del Premio para este año).

“Estamos muy contentos por este reconocimiento, nos motiva e impulsa para seguir contribuyendo a hacer un mundo mejor y más sostenible a través del deporte”, ha señalado Carlos Martínez, fundador de Ecoballution, start-up ganadora de la V edición del Concurso Mares Circulares, que se encarga de realizar redes de baloncesto y porterías de fútbol a partir de redes de pesca recogidas del mar.

Por su parte, Diego Vázquez, cofundador y CEO de Newmind Innovation, ha apuntado que “iniciativas como Mares Circulares no solamente ayudan a preservar el medio marino, sino que también apoyan el emprendimiento. En mi opinión, ayuda a abordar desafíos ambientales y promover startups con un enfoque en soluciones que impacten positivamente en el cuidado de mares y océanos en general, como es el caso del proyecto en el que estamos trabajando en Newmind sobre la posibilidad de fabricar mobiliario con conchas de mejillón”. Además, ha indicado que “el apoyo recibido nos ha ayudado a continuar investigando e innovando y mejorando las características del producto. Estos avances que hemos conseguido, estamos seguros de que van a tener un impacto importante en la protección del medio marino y de las Rías gallegas, y van a permitir una transición más rápida hacia una economía más azul”.

Una segunda vida a los residuos recogidos

Fruto del compromiso de apoyar iniciativas innovadoras en materia de economía circular de los residuos, Mares Circulares ha conseguido que el plástico PET obtenido durante las limpiezas de playas y entornos acuáticos se separe y forme parte de la primera botella con un 25% de plástico marino apta para su uso alimentario.

Además, se ha logrado dar una segunda vida al plástico no PET (restos de redes, bolsas o film muy degradado y mezclado) recuperado por más de 500 pescadores de 104 barcos procedentes de 17 puertos. Su reutilización ya es posible gracias a una tecnología pionera impulsada en colaboración con Asociación Vertidos Cero, AIMPLAS, (Instituto tecnológico del plástico) y Plàstic Preciós La Safor, ONG experta en la concienciación de la economía circular y el reciclaje de plástico. Elresultado han sido 17 bancos elaborados de forma artesanal con entre un 30% y un 50% de este plástico recogido. Para ello, se han procesado alrededor 5,2 toneladas de basura marina recuperada en 2022. Estos bancos se han instalado en los puertos que han colaborado en esta iniciativa.

“Este material se ha obtenido gracias al esfuerzo de los pescadores. Todos ellos son voluntarios que realizan un sobreesfuerzo para separar el residuo en la embarcación, llevarlo a tierra, volcarlo y que ese residuo sea convenientemente gestionado”, ha destacado Estíbaliz López-Samaniego, directora de proyectos de la Asociación Vertidos Cero.

Mares Circulares, un programa de alianzas, en cifras

Mares Circulares es una iniciativa impulsada por Coca-Cola en España y Portugal, cofinanciada por The Coca-Cola Foundation, que cuenta con la colaboración de las asociaciones Chelonia y Vertidos Cero, la Fundación Ecomar y Liga para a Protecção da Natureza (LPN), así como la Secretaría General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Mares Circulares arrancó en 2018 y, en términos globales, ha contado con la ayuda de 34.198 voluntarios que han formado parte del programa y con la colaboración de más de 1.269 ayuntamientos y entidades públicas y privadas que han apoyado iniciativas desarrolladas en diferentes municipios. Además, se han realizado actividades de formación y sensibilización a

73.189 personas en jornadas de divulgación, y se han desarrollado tres jornadas Científico-Técnicas en Universidades, dos españolas y una portuguesa.

Mares Circulares está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, especialmente con:

ODS 12: Producción y Consumo responsable

ODS 13: Acción por el Clima

ODS 14: Vida Submarina

ODS 17: Generación de Alianzas para el desarrollo sostenible

- PUBLICIDAD -