Las ventas de bebidas espirituosas en hostelería crecieron un 11,8% en 2022

7 de cada 10 consumiciones tienen lugar en establecimientos hosteleros

La Federación Española de Espirituosos, Espirituosos España, ha presentado en el Congreso Nacional de Bebidas Espirituosas, celebrado en Jabugo (Huelva), el Informe Económico y Social del Sector 2022 en presencia del Secretario General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda.

Como dato reseñable cabe destacar que el consumo de bebidas espirituosas en 2022 ha alcanzado los 197 millones de litros, lo que supone un 19,4% más que en 2021.

La Federación Española de Espirituosos, Espirituosos España, quiere destacar que estas cifras deben observarse con cautela pues, aunque cerca, aún no se han recuperado las cifras prepandemia, mientras que el aumento de las ventas de bebidas espirituosas está por debajo de la inflación general acumulada en los años 2021 y 2022.

Hostelería, Turismo y Exportaciones

Los datos certifican la fuerte vinculación del sector a la hostelería, donde se registran casi 7 de cada 10 consumiciones, y al turismo.

Cabe destacar el crecimiento de las ventas del canal de hostelería ha registrado en 2022, con un 11,76% respecto al ejercicio anterior, mucho más dominado por las restricciones. Las ventas en alimentación en 2022, sin embargo, descendieron un 13%.

Además, la media anual de gasto per cápita fuera del hogar en bebidas espirituosas es de 52€, mientras que la media anual de gasto doméstico en estas bebidas es de casi 9€.

Las exportaciones de bebidas espirituosas en España alcanzaron en el año 2022 un récord histórico, situándose por encima de los 1.000 millones de euros y con un volumen de más 131 millones de litros. Estos datos suponen un incremento en valor de las exportaciones del 24% con respecto a 2021.

En 2022 el 40% de la producción nacional de bebidas espirituosas se destinó a la exportación, un total de 131 millones de litros.

Así, hostelería, turismo y exportaciones son los tres grandes pilares que han impulsado el crecimiento en los niveles de consumo en 2022, ejercicio en el que el Comercio Exterior alcanza un nuevo récord histórico.

Sector generador de riqueza y empleo

El sector de bebidas espirituosas sigue siendo un importante generador de riqueza y empleo, como demuestran los más de 1.617 millones de euros con los que el sector ha contribuido en 2022 a las arcas del Estado. Además, por cada euro generado por el sector, se generan otros 4 euros de valor añadido a la economía.

Además, por cada empleo directo atribuible al Sector, se generan 9 empleos indirectos, la mayor parte de ellos íntimamente relacionados con la restauración, la hostelería y el turismo. Contribuyendo de forma importante a fijar población en la España rural, con más de 390.000 empleos indirectos e inducidos en nuestro país.

Víctimas del enfriamiento económico y de la incertidumbre

En valor la situación sigue siendo complicada. El encarecimiento y carestía de materias primas, la inflación (que nuestro sector, el agroalimentario, está sufriendo de forma muy intensa) y la guerra por la invasión de Ucrania han marcado el ejercicio, junto con la subida de los precios de la energía y la crisis mundial en el transporte y las cadenas de suministro con las que empezamos el año.

Tras la caída en picado de la demanda nacional durante el Covid se produjo un efecto “champagne” con una rápida liberación del sobreahorro acumulado en algunos casos durante la pandemia. Sin embargo, desde septiembre de 2022, el consumo nota síntomas de desaceleración y así lo hemos vivido en los últimos meses, con caídas de doble dígito. Así, desde el sector vemos con preocupación la incertidumbre económica y el “enfriamiento” que las ventas registran desde el último trimestre del año.

Comercialización por categorías

Si atendemos a la comercialización por categorías, vemos que todas, salvo el brandy, registran crecimientos por encima del 4%. Así, el whisky registra un crecimiento del 8,9% representando la categoría más consumida, con un 24,5% de la cuota de mercado. Los licores, con un 21,6% de la cuota de mercado, registraron en 2022 un incremento de un 12,8% del consumo. El gin, con un 19,5% de la cuota de mercado, registró en 2022 un crecimiento del 12,9%. El ron, con una cuota de mercado del 14,6%, registró en 2022 un sólido incremento del 15,2%. El brandy, con una cuota de mercado del 8,7%, se mantuvo estable en 2022. El anís, con una cuota de mercado del 5,6%, registró una evolución positiva del 6,1%. El vodka, con una cuota de mercado el 4,2%, registró en 2022 un crecimiento cifrado en el 9,8%. El ponche, con una cuota de mercado del 0,8%, registró el pasado año un incremento en el consumo del 4,2%. Por último, el tequila, con una cuota de mercado del 0,6%, registró el mayor incremento en el consumo de 2022, con un crecimiento histórico del 30%.

 

Expectativas para 2023

El Sector de bebidas espirituosas espera que en 2023 el mercado se estabilice y que se contenga la tendencia inflacionista y el enfriamiento económico de los últimos meses. Para ello, las condiciones económicas han de mantenerse estables para dar seguridad tanto al consumidor como a las empresas, para poder crecer.

En este entorno “es necesario mantener la estabilidad y apostar claramente por medidas de refuerzo de la economía, el consumo, recuperar el liderazgo en turismo y apoyar a sectores claves como la hostelería y el turismo”, ha señalado Bosco Torremocha, Director de Espirituosos España. “Estamos en un momento crucial, a punto de recuperar niveles prepandemia. Saber entender el momento y poner en práctica políticas acertadas será la clave para conseguir la estabilidad que tanto necesitan consumidores y empresas”.

- PUBLICIDAD -