CaixaBank y Hostelería de España presentan un manual para facilitar la acogida de estudiantes de FP Dual en el sector de la restauración

CaixaBank, a través de sus divisiones especializadas CaixaBank Dualiza y CaixaBank Food&Drinks, y Hostelería de España han presentado este miércoles un manual para facilitar la acogida de estudiantes de FP dual en el sector de la restauración dentro del convenio firmado por las tres entidades con el objetivo de impulsar la formación de profesionales en el sector a través de la FP.

A través de seis capítulos y un total de ocho fichas explicativas, el manual explica qué es la Formación Profesional y la FP Dual, cuáles son las ventajas de participar en este tipo de modalidad formativa, qué hacer antes de la incorporación del alumnado al establecimiento, y una vez se ha incorporado, qué oferta formativa está disponible a través de los diferentes ciclos, contratos y becas, proceso de acogida o las diferencias entre formación en cocina o formación en sala y barra.

Con ello, el objetivo se centra en que cada empresa tenga conocimiento de qué se está enseñando en las aulas y qué estudios se adecúan más a sus necesidades, y que aprenda cómo asumir la tutorización de estos estudiantes que se convertirán en sus trabajadores a medio plazo.

Ese papel proformador de la empresa es clave ya que permite formar al estudiante con todas las competencias requeridas por el mercado y hacerlo con la última tecnología de la que dispone el ámbito empresarial, que a menudo no ha llegado todavía a los centros educativos.

Según el Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza, en la presente década se crearán casi 900.000 oportunidades de empleo en el sector de la Hostelería, lo que supone el 11,5% del total de oportunidades en el sector Servicios.

Junto a la presentación del manual, las tres entidades se han comprometido con el impulso de jornadas de difusión para dar a conocer los últimos datos del sector, los retos que afrontará en el futuro y las soluciones aplicables desde el ámbito colaborativo.

Una finalidad prioritaria consiste en despertar vocaciones y atraer jóvenes para el mundo de la hostelería.

La directora de CaixaBank Dualiza, Paula San Luis, ha subrayado “la importancia de iniciativas como esta destinadas a acercar al sector formativo y al empresarial con el objetivo de conocerse mutuamente y facilitar una mejora en la formación de los trabajadores del mañana. Esa previsión en la formación de nuevo talento ha de ir acompañada de la certificación de muchos de los que ya se encuentran trabajando, tienen los conocimientos, pero carecen de titulación que les acredite, y ahí también es clave la FP, en contribuir a mejorar la empleabilidad de las personas y facilitar talento capacitado a la empresa”.

Por todo ello, San Luis ha insistido que “la FP tiene que ser la herramienta en la que se apoye el sector, pero el sector también debe ser capaz de ilusionar a todos esos nuevos estudiantes”.

Por su parte, el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha afirmado que “este acuerdo es estratégico para un sector que en la actualidad da trabajo a 1,7 millones de trabajadores y con amplio margen de crecimiento. La profesionalización, junto con la sostenibilidad y la digitalización, es una de las prioridades del sector como motor de la recuperación. Esta profesionalización pasa por una formación de calidad y especializada, no sólo para los estudiantes sino también para los trabajadores en activo”. Para Yzuel “es el momento de dignificar esta profesión, a través de un programa formativo  de calidad, con un gran peso de la Formación Profesional Dual ,que sin lugar a dudas es una herramienta magnífica para uno de los grandes hándicaps del sector; atraer y retener talento”.

Según el estudio FPAnálisis del Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza, pese a las elevadas expectativas de empleo futuras apenas 50.000 estudiantes optaron el pasado año por un ciclo de FP de Hostelería y Turismo en sus modalidades de FP Básica, Grado Medio o Superior. Una cantidad insuficiente para cubrir la falta de profesionales futura.

De hecho, esa falta de personal cualificado es uno de los grandes problemas que ya arrastra el sector donde el 70% de las personas que trabajan en este ámbito no cuentan con una cualificación específica. La mayor parte de ellos apenas cuenta con la educación obligatoria (48,9%).

A ello se suma que los certificados de profesionalidad que podrían servir para acreditar las competencias de quienes desarrollan su actividad en la restauración desde hace años sin contar con ninguna certificación apenas tienen un peso residual entre esos profesionales de la hostelería (no llega al 1%).

 

- PUBLICIDAD -