Javier Bedia nuevo presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria

Francisco Javier Bedia Monet ha sido hoy nombrado nuevo presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria, durante la Asamblea General de Socios celebrada esta mañana en las instalaciones de Las Carolinas. Durante su primera intervención, ha señalado que “la AEHC es la asociación sectorial de empresarios más importante de la región, que hoy cuenta con un importante patrimonio, un gran equipo de profesionales y nuestro principal activo: Los casi dos mil socios que conformamos esta gran familia de hosteleros cántabros”.

Bedia ha asegurado que “nada es fruto de la casualidad, sino del trabajo de quienes me han precedido como presidentes y de sus juntas directivas”. Ha tenido palabras para todos sus antecesores, que le han acompañado durante el nombramiento. De José López, ya fallecido, ha dicho que “puso las semillas de lo que somos como colectivo, trabajo con el que continuó Goyo Vejo durante su presidencia”. Sobre Indalecio Sobrino ha dicho que “apostó con inteligencia y decisión por la comercialización turística y lideró la compra de nuestra primera sede en propiedad”.

En relación a Miguel Mirones, Bedia ha explicado que “hace ya más de dos décadas, me invitó a formar parte de la Junta Directiva. Miguel trazó, por primera vez, un plan estratégico: Dibujó las bases de la actual Asociación y la desarrolló”. Ha recordado que “durante su presidencia, se adquirió Las Carolinas, se construyeron el hotel escuela y el edificio de oficinas, se formó a cientos de trabajadores y se trabajó en muchas iniciativas, como las líneas aéreas de bajo coste y los viajes de asociados con vuelos directos de Santander a Iberoamérica y otros destinos”.

Sobre Emérito Astuy ha señalado que “consolidó el Hotel Escuela, que llegó a recibir un premio nacional y puso nuevas iniciativas sobre la mesa, como las casetas de la feria de día en Santander” y sobre Angel Cuevas, ha recordado que “le ha tocado lidiar y luchar con todas las dificultades asociadas a la pandemia, que han sido muchas y muy diversas”. Por último, ha dado las gracias a Francisco Agudo, quien “ha realizado una importante labor en esta época de transición, pilotando la Asociación entre dos mandatos. Y manteniendo y reforzando las relaciones institucionales de la Asociación”.

Tal y como recogen los Estatutos de la AEHC, Javier Bedia ha presentado a los miembros de la nueva Junta Directiva que le acompañará durante este mandato, a quienes a agradecido su disposición. Su composición es la siguiente:

Mª Ángeles Pérez González (Balneario de Puente Viesgo), Eduardo Lamadrid (Hotel Vejo, Reinosa), Eneko Valle (Asociación de Campings de Cantabria), César Muriedas (El Pericote de Tanos), Ángel Suárez (Coppola, Rose, La Tienduca y Rocambole, Santander), Jesús Prellezo (Hostal Restaurante Remoña, Espinama), Óscar Solana (Taberna La Solía, Villaescusa), Mayte Rodríguez (La Flor de Tetuán, Santander), Felipe Santillana (Hotel Juan de la Cosa, Santoña), Miguel Diego (Grupo Los Pasiegos, Entrambasaguas), Benito Sánchez Somohano (La Casa Azul, Unquera), Tomás Sánchez Lombraña (Castro Urdiales), Ángela Granda (Restaurante El Pescador, Laredo), Sara Alonso Martínez (El Caserío, Suances), José Miguel Viadero Canales (Hotel Sotileza, Noja), Jesús Bedoya (Cafetería restaurante Picos de Europa, Santander), Valentín Cavia (Café Pub Medina, Muriedas), Timoteo Antoñano (Cafetería La Villa, Castro Urdiales), Eva María Caso (Albergue La Hermida, Peñarrubia), Jorge de Benito (Hotel Puerta de Santillana), Cristina Fabián Muriente (Mc Donalds), Gregorio del Amo (Salas Summum y Queen, Santander) y Carolina González Fernandez (Casa Augusto, San Vicente de la Barquera).

En la Junta Directiva están representados todos los subsectores de actividad y comarcas de Cantabria.

Nuevos retos

En palabras del nuevo presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria: “Llevo treinta años dedicado a la hostelería. Disfruto cada día de mi profesión, pero también sé de los problemas y dificultades que atravesamos y añadió que “lo que ahora toca es analizar los retos a los que nos enfrentamos, marcar nuevas metas y seguir trabajando con intensidad y con enfoque, en la dirección adecuada”.

Javier Bedia ha recordado que “llevo vinculado mucho tiempo a la Asociación, pero, lógicamente, no con la responsabilidad ni la implicación que conlleva la presidencia” y ha pedido un poco de tiempo “para analizar la situación actual y conocer en profundidad el punto de desarrollo en el que se encuentran los proyectos en marcha”. A partir de aquí, “trazaremos un nuevo plan para los próximos cuatro años, una hoja de ruta que dé respuesta a las necesidades del sector y marque el camino por el que la Asociación debe avanzar”, sin olvidar que “lo más importante son sus socios. “Somos cada uno de los empresarios quienes damos sentido a esta Asociación” y ha avanzado su intención de desplazarse a distintos puntos de la región “para escuchar todo lo que tengáis que decirnos”.

El presidente ha resaltado la importancia de la colaboración público-privada con instituciones como el Gobierno de Cantabria, ayuntamientos, mancomunidades y grupos de acción local, “fundamental para el desarrollo de nuestro sector”. Ha añadido que “seguiremos manteniendo nuestra independencia como colectivo y, desde ahí, trabajaremos para sumar, dialogar, pedir y desarrollar cuantos proyectos sean precisos”. Bedia ha tenido también palabras de agradecimiento “para las empresas que nos apoyan: Nuestros patrocinadores y quienes apuestan por nosotros”. Para concluir, ha asegurado que “hay mucho trabajo por delante y también mucha ilusión en esta nueva etapa que hoy comienza y para la que cuento con todos”.

Hijo y nieto de empresarios

Francisco Javier Bedia Monet nació en Somo en 1964 y se dedica al sector de la hostelería desde 1996. Es propietario, junto a sus hermanos, del Hotel Bemon Playa, ubicado en Somo, del restaurante Mamma Angelina, una cafetería y el local musical Living, todos ellos en Somo. Hijo, nieto y bisnieto de empresarios, su bisabuelo creó el servicio de lanchas de Santander a la playa del Puntal, empresa con la que continuaron su abuelo y su padre, junto con un hermano. “Comencé a trabajar muy joven en la empresa familiar”. En 1988 “ampliamos nuestra actividad, siempre dentro del núcleo y del vínculo familiar, y pusimos en marcha una empresa de construcción”. Fue entonces cuando levantaron unos apartamentos, con la idea de hacer después un hotel que se inauguró en junio de 1996, “un proyecto muy ilusionante para toda la familia”. Desde 2010, su actividad empresarial se ha centrado exclusivamente en el turismo y la hostelería.

- PUBLICIDAD -