EPA hostelería 2022: 179.000 trabajadores más que en 2021 y 75.000 menos que en 2019

El sector hostelero contó en 2022 con una media de 1.640.375 trabajadores, lo que supone 178.300 trabajadores más que en el año anterior (+12,2%), según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. El empleo, según la EPA, no alcanza todavía los datos previos a la pandemia y supone 75.000 trabajadores menos que en 2019.

La primera mitad del año mostró los mayores impulsos del empleo respecto al año anterior, con incrementos porcentuales de dos dígitos, suavizándose el crecimiento en el segundo semestre.  Comparando con 2019 se mantienen las caídas a lo largo del año en torno a un 5%, excepto en el segundo trimestre que supuso un 2% menos.

La evolución fue diferente por ramas de actividad. En las actividades de restauración tuvo lugar un incremento de un 7% respecto al año anterior, con 79.650 trabajadores más, hasta un total de 1,2 millones. En las del alojamiento, tuvo lugar un mayor impulso, de un 31,3%, con 99.625 trabajadores más, hasta alcanzar 417.475 personas ocupadas. Comparando con 2019 el subsector de restauración supone 83.700 trabajadores menos (-6,4%), mientras que el alojamiento recupera el empleo y supone 9.675 trabajadores más (+2,4%).

90.000 trabajadores más que en 2021 en el cuarto trimestre

En el cuarto trimestre de 2022, el empleo se incrementó un 6% respecto al mismo trimestre del año anterior, que supone 90.700 trabajadores más, situándose en 1.606.900 ocupados. Respecto al período prepandemia, supone un 5,1% menos de trabajadores que en el mismo trimestre de 2019 (-86.000).

Por ramas de actividad, el alojamiento, en línea con la evolución a lo largo del año, tuvo un mayor impulso, con un 20,9% más de ocupados, que supone 69.100 trabajadores más que en el mismo trimestre de 2021, hasta cerca de 400.000 personas. En la rama de restauración el empleo supone un incremento más moderado, de un 1,8%, que supone 21.600 trabajadores más, situándose en 1.207.000 trabajadores.

Comparando con 2019 se mantiene la diferente evolución en las dos ramas de actividad hostelera. El alojamiento vuelve a recuperar el empleo anterior a la crisis, como los dos trimestres anteriores, con un aumento de un 4,2% (+16.000 trabajadores), mientras que en restauración supone un descenso de un 7,8% (-102.000 ocupados).

Respecto al trimestre anterior, desciende en 138.600 trabajadores, evolución habitual en este trimestre del año, al comparar con el período álgido del empleo de los meses de verano. Por ramas de actividad, en restauración descendieron un 3,7% (-47.000) y en el alojamiento un 18,6% (-91.500).

Más información

- PUBLICIDAD -