CaixaBank Dualiza, CaixaBank Food&Drinks y Hostelería de España se alían para impulsar la FP en el sector

Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España; José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España; Lina Gummá, directora de Desarrollo de Negocio de Negocios y Emprendedores de Caixabank; Eva Aguado, coordinadora Territorial Centro Sur de Caixabank Dualiza.

CaixaBank Dualiza, CaixaBank Food&Drinks y Hostelería de España han firmado un convenio para impulsar la Formación Profesional en el sector y poder afrontar la demanda de profesionales que se requerirán durante los próximos años.

Según el Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza, en la presente década se crearán casi 900.000 oportunidades de empleo en el sector de la Hostelería, lo que supone el 11.5% del total de oportunidades en el sector Servicios.

Con el objetivo de poder adelantarse a esta demanda de profesionales, las tres entidades han decidido impulsar un acuerdo de colaboración centrado en dar a conocer la FP y su modalidad dual a las empresas y fomentar la formación y cualificación de nuevos profesionales.

Para ello elaborarán un manual de aplicación de la FP Dual así como de la acogida y tutorización de los estudiantes.

En el mismo se explicará qué es la FP Dual- una modalidad formativa que permiten alternar el aprendizaje en centro educativo y en empresa, comprometiendo a esta última en la parte formadora-, se contarán los distintos ciclos de FP en las distintas actividades del sector Servicios, con el fin de que cada empresa vea qué se está enseñando en las aulas y qué estudios se adecúan más a sus necesidades, y se enseñará el papel que asume la empresa al tutorizar a un alumno.

Ese papel pro formador de la empresa es clave ya que permite formar al estudiante con todas las competencias requeridas por el mercado y hacerlo con la última tecnología de la que dispone el ámbito empresarial, que en muchas ocasiones no ha llegado todavía a los centros educativos.

El doble aprendizaje hace que la tasa de empleabilidad de los estudiantes de dual ronde el 80% en muchos de los ciclos educativos.

De modo paralelo, CaixaBank Dualiza, CaixaBank Food&Drinks y la Federación de Hostelería impulsarán jornadas de difusión para dar a conocer los últimos datos del sector, los retos que afrontará en el futuro y las soluciones aplicables desde el ámbito colaborativo.

Uno de esos retos es despertar vocaciones y atraer jóvenes para el mundo de la hostelería.

El director de CaixaBank Dualiza, Juan Carlos Lauder, ha subrayado “la importancia de avanzar en la profesionalización del sector a través de las múltiples soluciones que ofrece la FP. No se trata solo de formar nuevos profesionales sino de certificar a muchos de los que ya se encuentran trabajando, tienen los conocimientos, pero carecen de titulación que les acredite”.

Lauder ha añadido que “la FP tiene que ser la herramienta en la que se apoye el sector, pero el sector también debe ser capaz de ilusionar a todos esos nuevos estudiantes”.

Por su parte, el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha afirmado que “ este acuerdo es estratégico para un sector que en la actualidad da trabajo a 1,7 millones de trabajadores y con amplio margen de crecimiento. La profesionalización, junto con la sostenibilidad y la digitalización, es una de las prioridades del sector como motor de la recuperación. Esta profesionalización pasa por una formación de calidad y especializada, no sólo para los estudiantes sino también para los trabajadores en activo”

Según el estudio FPAnálisis del Observatorio de la FP de CaixaBank Dualiza, pese a las elevadas expectativas de empleo futuras apenas 50.000 estudiantes optaron el pasado año por un ciclo de FP de Hostelería y Turismo en sus modalidades de FP Básica, Grado Medio o Superior. Una cantidad insuficiente para cubrir la falta de profesionales futura.

De hecho, esa falta de presonal cualificado es uno de los grandes problemas que ya arrastra el sector donde  el 70% de las personas que trabajan en este ámbito no cuentan con una cualificación específica. La mayor parte de ellos apenas cuenta con la educación obligatoria (48.9%).

A ello se suma que los certificados de profesionalidad que podrían servir para acreditar las competencias de quienes desarrollan su actividad en la restauración desde hace años sin contar con ninguna certificación apenas tienen un peso residual entre esos profesionales de la hostelería (no llega al 1%).

 

- PUBLICIDAD -