Cantabria ha vuelto a disfrutar su concurso gastronómico más popular

Tras dos años de parón a causa de la pandemia, ha vuelto uno de los concursos más importantes y más populares, para esta edición se han animado 37 diferentes establecimientos. El concurso ha tenido tres categorías diferentes: cocido montañés, cocido lebaniego y guisote. Para cada una de ellas había un total de 53 platos, en la primera, se presentaban 27 platos, en la segunda 9 y en guisote 17.

La final tuvo lugar enLas Carolinas.  Los miembros del jurado lo tuvieron muy complicado por el alto nivel de los pucheros, ya que, eran elaboraciones innovadoras. Por cada categoría había tres miembros del jurado, los cuales han tenido que puntuar cada plato del 0 al 10 en estas diferentes valoraciones: presentación, sabor, tipicidad, textura y conjunto.

Los ganadores se han mostrado muy felices por su primer premio, van a poder disfrutar de una experiencia gastronómica y una jornada de convivencia en uno de los siguientes restaurantes: El Nuevo Molino, Solana y La Casona del Judío. Pisando los talones en la categoría del cocido montañés estaba el Mesón San Cipriano, en el cocido lebaniego la Cafetería Nisio y Edith y, el del guisote el restaurante La Ventana. Por último, el tercer puesto ha sido para El Diocesano, Casa Mariano y La Lola. Una competición muy disputada que ha premiado el sabor de lo tradicional.

No sólo se premia la gastronomía, también lo tradicional, volviendo a poner de moda los platos de cuchara, tan importantes en nuestra historia. El presidente de la Asociación Ángel Cuevas, comentaba lo siguiente: “no es sólo un concurso, es volver a disfrutar del recuerdo de niños cuando nuestras abuelas y madres preparaban con gusto y cariño estos platos”. Se espera que a raíz del concurso, se vuelva a poner en valor este tipo de comida y que cada año se apunte y puedan disfrutar de los platos de cuchara.