España de Noche reclama que la Conferencia de Presidentes evite adoptar medidas restrictivas contra el sector del ocio nocturno que solo han conseguido multiplicar los contagios en los macrobotellones

La Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos (España de Noche) pide al Gobierno central y a los autonómicos que no tomen decisiones precipitadas y hagan un análisis riguroso de la situación sanitaria en la Conferencia de Presidentes Extraordinaria, del próximo miércoles 22 de diciembre, para no repetir los errores del pasado y estigmatizar a las pymes más castigadas hasta ahora.

Después de 21 meses y 6 olas de la enfermedad y con toda la información y experiencia acumulada resultaría inconcebible que se adoptaron medidas radicales, sin planificar ni anticipar en el tiempo y cuando ya están vendidas casi 1.000.000 de entradas para la próxima Nochevieja.

Por ello, desde España de Noche insisten en que es necesario lanzar un mensaje de prudencia y tranquilidad que permita analizar con rigor los datos epidemiológicos actuales y evitar entrar en una escalada de decisiones precipitadas y alarmistas ajenas a la situación actual de la enfermedad en España y sin tener en cuenta la importancia y el éxito de la campaña de vacunación que se ha desarrollado en nuestro país.

Asimismo, España de Noche considera fundamental aclarar que la sexta ola del coronavirus, provocada por la nueva variante omicron se caracteriza por su mayor capacidad de contagio y por la menor gravedad de la enfermedad lo que, junto con el éxito de la campaña de vacunación en España explicaría que, en estos momentos, tengamos el doble de incidencia en contagios pero la mitad de hospitalizaciones y una quinta parte de las víctimas que en las mismas fechas del pasado año.

No obstante, aseguran que estos datos positivos no deben hacer bajar la guardia sobre la necesidad de combatir su transmisión, para lo cual, en estos momentos, se está desarrollando en España una campaña masiva de vacunación infantil y de las dosis de refuerzos de la población adulta. Una campaña que, junto con la implantación y extensión del certificado COVID, que está generando el crecimiento de las nuevas vacunaciones, debería permitir llegar a final de año con un 90% del total de la población vacunada y con una capacidad de resistencia y transmisión de la enfermedad muy reforzada en una gran mayoría de la ciudadanía.

En este contexto, reitera la organización, el esfuerzo de las administraciones debería coordinar sus actuaciones a nivel estatal, anticipar sus decisiones siguiendo el modelo portugues y complementar la campaña masiva de vacunación con la recuperación del uso generalizado de las mascarillas, el establecimiento de cuarentenas para los contactos de riesgo, el confinamiento de los no vacunados o un estricto control de las fronteras para poder afrontar con la máxima garantía el control de la sexta ola, teniendo en cuenta que somos el país de Europa con los mejores datos epidemiológicos en estos momentos.

Cualquier actuación dirigida a restringir la actividad de los locales de ocio solo puede estar abocada al fracaso como reconoce la justicia y los datos de las anteriores olas

Es más, desde España de Noche, advierten de que la actividad de los locales de ocio no puede señalarse como la causa de los problemas de los contagios en las circunstancias actuales, ya que la quinta ola, que tuvo lugar durante el pasado verano, se produjo cuando el sector tenía su actividad cerrada o con severas restricciones en toda España y que la sexta ola se ha iniciado 3 meses después de que las pymes recuperaran su actividad. Por eso, remarcan que cualquier actuación centrada en restringir la actividad de los locales de ocio solo puede estar abocada al fracaso, tal y como se ha venido demostrando a lo largo de la pandemia y como empiezan a reconocer los tribunales superiores de justicia en las comunidades autónomas. El último caso concreto ha sido el dictamen del TSJ de Cantabria que tumbado la restricción de horarios a lo locales de ocio propuesta por el gobierno de la región.

Asimismo, la patronal recuerda que restringir la actividad de los locales de ocio solo puede provocar la reactivación de los macrobotellones que, como ya se pudo comprobar el verano pasado, provocaron los peores efectos de la quinta ola, ya que los jóvenes compartían botellas, besos, abrazos y porros sin ningún tipo de control ni restricción.

 

 

- PUBLICIDAD -