El gran parón de 2020 dio para analizar la situación de la hostelería con calma, tanto las consecuencias del impacto del Covid-19 como los problemas que ya existían antes en algunas empresas. Sin duda fue el detonante para que la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA) hiciera un estudio exhaustivo de la situación en su ciudad a través de un Plan de Apoyo a la Hostelería y el Ocio de la Provincia de Alicante con el apoyo de la Diputación de Alicante. De ese estudio surgen conclusiones tan impactantes como que alrededor del 80% del sector no está digitalizado -muchos establecimientos todavía no cuentan con página web-, de modo que tras meses de reuniones de trabajo con diferentes asociaciones locales y comarcales, surgió la necesidad de poner solución más allá de arrojar una realidad, y por ello han puesto en marcha el piloto Lazarillo Digital, que ayer se presentaba en  el Auditorio de la Diputación de Alicante, ante los hosteleros que van a participar en el proyecto.

Con el fin de modernizarlos, Lazarillo Digital se centra en transformar y profesionalizar los negocios a través de un piloto que permite asesorar, formar, acompañar en todo momento e implementar las necesidades digitales de 150 bares, cafeterías, restaurantes y locales de ocio de la provincia de Alicante con la inestimable colaboración de empresas proveedoras líderes del sector como son: Coca-Cola, Makro, Mahou San Migue y Pernod Ricard, además de Hostelería de España . Todas las empresas ayudarán gratuitamente cediendo sus propias herramientas digitales, tecnológicas y recursos humanos para arrancar esta aventura.

Entre las herramientas que estas grandes compañías ponen al alcance de los hosteleros se encuentran el servicio de carta digital a medida, tarjetas de fidelización digitales; formación a través de cursos online, tanto específicos del sector como de seguridad Covid-19; herramientas de escandallos o gestión de reservas, de pedidos a domicilio y creación de páginas web. Y es que la misión principal del piloto Lazarillo Digital es identificar las prioridades de cada negocio y acompañar en el proceso de transformación, maximizar el potencial que la provincia de Alicante tiene como destino turístico nacional e internacional y facilitar la adaptación de los establecimientos de hostelería a las nuevas necesidades de mercado y demanda emergente, precipitadas por la crisis del Covid-19 y sus efectos, y para ello ahora se ha seleccionado esta muestra, aunque la idea es aumentar la lista de participantes y extrapolar la idea al resto del país.

La Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA)  es la encargada de gestionar el piloto Lazarillo Digital y de coordinar a los establecimientos hosteleros con las marcas tractoras. El piloto Lazarillo Digital no sería posible sin la subvención del Patronato Provincial de Turismo Costa Blanca y las cinco grandes marcas: Makro, Mahou San Miguel, Hostelería de España, Pernod Ricard y Coca Cola.

- PUBLICIDAD -