El restaurante Callizo cierra el ciclo 2019-2020 de los talleres “Huesca, la Magia de la Gastronomía”

Bajo el título “Callizo: vivencias, consecuencias”, la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca cerró la edición de los talleres “Huesca, La Magia de la Gastronomía” del ciclo 2019-2020 y que se suspendió por la eclosión de la pandemia del coronavirus.

Un taller que consistió en la degustación del menú “Piedras” del restaurante Callizo de Aínsa -adjunto en documento aparte- y que hizo las delicias de los asistentes. Callizo es un establecimiento que se basa en producto Km.0 y con gran relación con sus productores. Trabaja su gastronomía desde un punto de vista cultural y antropológico, buscando tradiciones ancestrales y aplicando técnicas novedosas. Todo esto ha hecho posible crear una propuesta muy personal, apreciada por sus clientes y reconocida por guías como Michelín. El establecimiento sobrarbense consiguió su primera Estrella a finales del pasado año 2020.

Previo a la degustación del menú, se realizó una visita teatralizada por la localidad; una sorpresa del restaurante y el ayuntamiento de la localidad para todos los asistentes. Posteriormente se realizó el pase al restaurante por grupos y se degustó el menú. Un total de 25 pases compuesto por varios aperitivos, platos compuestos por productos de cercanía, huerta, pescados, carnes y postres, maridados de forma magistral por vinos y caldos de Bodega Pirineos. Una vez terminada la degustación, se desarrolló un coloquio junto a los asistentes y entre los que se encontró el Presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca, los colaboradores de estos talleres, autoridades de la comarca, Alcalde de la Villa de Aínsa y Presidente de la Comarca del Sobrabe y la Directora General de Turismo de Aragón. También asistieron otros responsables y cocineros de reputados establecimientos del sector en la provincia, pues no hay que olvidar que este taller tiene también la pretensión de compartir visiones y técnicas con otros compañeros y un carácter de celebración conjunta.

Los talleres “Huesca, la Magia de la Gastronomía” están organizados por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Huesca y cuenta con el patrocinio de Bodega Pirineos y la colaboración del CPIFP San Lorenzo, TuHuesca, Hotelba, Cafés el Criollo, Grupo Avanza, Supermercados Altoaragón, Coca-Cola, cerveza San Miguel, Cavier Per Sé, La Coruñesa, Copima, Carnature y agua Monte Pinos.

La clausura de estos talleres “Huesca, la Magia de la Gastronomía” coincidió con el Día Mundial del Turismo que se celebra anualmente el 27 de septiembre. Un producto que la provincia de Huesca viene trabajando desde hace tiempo de forma conjunta en relación con empresarios, productores y entidades relacionadas con el desarrollo del sector turístico.

Según un estudio realizado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) previo a la pandemia, cultura, naturaleza y gastronomía son, por ese orden, los motivos principales que llevan a los turistas a visitar un destino. El turismo gastronómico ya ocupa una cuota de más del 15% en las visitas al destino español y sigue incrementando. Además, se trata de un perfil que supera el gasto medio anual y el turismo gastronómico se confirma como una tendencia al alza consolidada en España, sobre todo de cara a un perfil de turista de cercanía y con múltiples estancias cortas de entre 2-3 días. La provincia de Huesca ofrece además un gran atractivo en cultura, con numerosos vestigios de épocas anteriores y espacios al aire libre reconocidos internacionalmente y con Parques Nacionales, Naturales y otros espacios protegidos. Un buen momento para una provincia en clara progresión de su imagen y proyección turística.