Entrevistamos a José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España

El pasado 17 de junio José Luis Yzuel renovó su mandato al frente de Hostelería de España por otros cuatro años, tras el apoyo de todas las organizaciones en la Asamblea Electoral. Yzuel comienza una nueva etapa marcada por el fuerte impacto que la crisis provocada por el Covid-19 ha tenido en el sector, con la intención de marcar la hoja de ruta que lidere la recuperación de un sector que antes de la crisis suponía el 6,2% del PIB y daba empleo a 1,7 millones de personas.

La primera pregunta es obligada, aunque quizás complicada por el último año, que ha sido especialmente intenso, ¿Qué balance haces de estos 4 años de presidencia?
Sin duda ha sido la traca final de cuatro años muy intensos, muy apasionantes, en los que hemos hecho muchas modificaciones, hemos transformado muchas cosas de nuestra organización con la voluntad clara de mejorar. El último año y medio no nos lo hubiésemos imaginado ni en la peor pesadilla, con una situación gravísima, con grandes complicaciones y una carga de trabajo desbordante. Pero cuando se trabaja y vas viendo resultados, también es de alguna manera satisfactorio. En general estoy muy contento con estos cuatro años, con el matiz de este último año y medio que en ningún caso se podía esperar, pero que desde el punto de vista de los resultados hemos salido muy reforzados, trabajado mucho, hemos defendido al sector, hemos estado en los medios, hemos cambiado internamente, afianzado lazos con muchas organizaciones, y, en definitiva, hemos crecido mucho.

El papel de Hostelería de España es generar las alianzas suficientes para que todas nuestras asociaciones lideren la voz de la hostelería, ofrezcan herramientas suficientes para que las empresas puedan mejorar día a día

Centrándonos en este último año que ha sido devastador para el sector, ¿Qué hostelería nos ha dejado este período?
La hostelería ha demostrado una vez más su capacidad de aguantar, su enorme resiliencia. De esta pesadilla ha resultado una hostelería más reconocida por la sociedad. Esa importancia que tiene la hostelería en nuestro modelo social, de la que hemos sido conscientes con ese cierre que hemos sufrido, en el que ha faltado ese compartir, ese conectar con familiares y amigos.

Hemos sido conscientes de esa hostelería como el sector que más felicidad vende.
Como siempre sucede cuando los problemas aprietan, es el momento de reflexionar, y muchas empresas han repensado su modelo, por lo que vamos a estar ante una hostelería más pensada, más reforzada y con capacidad de asumir nuevos proyectos.

El sector lamentablemente ha sufrido muchos cierres, pero estoy convencido de que en un corto plazo vamos a vivir nuevas aperturas, con muchos empresarios que van a apostar de nuevo por este sector.

Es el momento de diseñar el sector del futuro, ¿por dónde pasa?
No hay que dejar de pensar nunca en nuestras áreas de mejora. Es prioritario que empecemos a ser un sector más atractivo desde el punto de vista laboral, donde la formación y la profesionalización sean dos objetivos claros. Hay que avanzar en conciliación, en horarios…, hay muchas áreas de mejora en esas relaciones laborales. En ello estamos trabajando con nuestras organizaciones territoriales. Es importante que lideren un mensaje serio de cambio y mejora del sector.

Uno de los ejes del futuro, sin lugar a duda, es la digitalización. Tenemos que ser más tecnológicos en todas las áreas, desde la relación con el cliente, conociendo su expectativa, lo que nos permite acelerar nuestra capacidad de respuesta, hasta la mejora en la eficiencia de los procesos a través de múltiples herramientas que ya están disponibles, y que hace falta conocer y que lleguen a todos los negocios.

La sostenibilidad es otro de los vectores que van a marcar el futuro del sector. Hay mucho trabajo y áreas de mejora en sostenibilidad social, las energías, el reciclado, eficiencia energética…

La profesionalización de la hostelería y el turismo es algo en lo que lleva trabajando Hostelería de España mucho tiempo, ¿en qué punto se encuentra?
Hay que trabajar en que haya planes de formación reales que se ajusten a las necesidades de las empresas y trabajadores, no diseñados desde el despacho de un funcionario que establece planes inamovibles en el tiempo, con cursos que permanecen que están en absoluto desuso. Estamos trabajando en el Campus de Hostelería, que recopila toda la formación de utilidad para el sector ajustándose a las necesidades. Con herramientas digitales. Hay que revisar los convenios y en un futuro compensar de alguna manera a aquel trabajador que continúa formándose.

¿Qué papel va a tener Hostelería de España en esta transformación?
Estamos trabajando con ilusión porque es un área en la que hay mucho que hacer, con muchos proyectos, con nuevas alianzas y, en definitiva, trabajar por y para mejorar el sector. El papel de Hostelería de España es generar las alianzas suficientes para que todas nuestras asociaciones lideren la voz de la hostelería, ofrezcan herramientas suficientes para que las empresas puedan mejorar día a día.

Ahora más que nunca es necesaria la colaboración público-privada para hacer efectivos los Fondos Europeos, ¿es así?
Sin ninguna duda. Siempre ha ido necesaria esa colaboración, pero en este momento especialmente. No puede ser que la Administración esté planificando cosas sin contar con el sector. Es necesario que conozca las necesidades reales de la hostelería y su potencial. En este momento en que va a haber muchos millones de euros de Fondos Europeos para planes es necesario que vayamos de la mano. Si la Administración va por libre en este tema va a cometer un grave error. Si sólo se fía de las consultoras que presenten proyectos se va a dilapidar mucho dinero. Desde el sector tenemos muchos proyectos que ya hemos presentado. No se pueden crear proyectos y herramientas, y mucho menos legislar sobre el sector, sin contar con los que realmente lo conocen. Vamos a estar expectantes y creemos que participaremos en estos planes, porque no puede ser de otra manera.

José Luis Yzuel junto con Pedro Valdés durante la presentación del Estudio «Las Claves sobre la digitalización en la hostelería»

Una de las cosas positivas que hemos aprendido durante esta pandemia es la importancia del asociacionismo como referencia en la defensa sectorial, ¿Qué papel han jugado en este tiempo las asociaciones territoriales?
Nuestras organizaciones territoriales son muy serias, eficientes y con implantación en casi todo el territorio nacional. En aquellas zonas donde no hay estamos trabajando y tendiendo la mano a todas aquéllas que quieran mejorar. De esta situación las asociaciones han salido muy reforzadas. Se ha visto claramente que son un referente, que se ha buscado el diálogo y son los representantes válidos ante la Administración y lo han gestionado muy bien. Tenemos que estar muy orgullosos, como sector, del trabajo que se ha hecho y todo el esfuerzo que han hecho las organizaciones territoriales, que han trabajado incansablemente. Esta dinámica de trabajo ha llegado para quedarse y las asociaciones territoriales van a estar muy presentes en esos espacios de trabajo, en esos nuevos proyectos para llevarlos a cada rincón.

Vamos a pensar en positivo, pero vamos a seguir alzando la voz al Gobierno, porque aún quedan muchas cosas por hacer. Las ayudas han sido un auténtico desastre: demasiada letra pequeña, demasiadas dificultades…Con unos límites, que es normal que los haya, que han perjudicado a muchas empresas, por lo que vamos a seguir exigiendo que se corrijan, que sean accesibles para todos los que las necesitan

Afrontas tu nueva legislatura con un Comité Ejecutivo ampliado y con algunas renovaciones, ¿Qué retos tiene este nuevo equipo de trabajo?
Hay muchos retos, mucho trabajo, muchas áreas de mejora, que deben analizarse en una estrategia que analice en profundidad al sector con el fin de mejorar nuestra presencia y, en definitiva, la representatividad de la hostelería. No sólo ellos tienen un proyecto ambicioso por delante sino, como decía, todas las asociaciones van a participar en esas comisiones, esos grupos de trabajo que decidirán las diferentes áreas que marquen los intereses del sector. Los miembros del Comité ejecutivo pilotarán esas comisiones de comunicación, digitalización, gastronomía, alianzas, formación, sostenibilidad…, muchas áreas de trabajo que vamos a crear en las que animo a participar no sólo al Comité Ejecutivo, sino a todo aquel que quiera trabajar por y para el sector, que tienen mucho que aportar. Hay mucho trabajo por delante, pero estamos con muchas ganas.

Mirando en el corto plazo, ¿Qué perspectivas de verano y final de año tenéis?
Desde el punto de vista del turismo internacional parece que no termina de arrancar: vemos a los británicos con rebrotes, con recelos hacia nuestro país. Que hace mucho daño a algunos destinos turístico. Pero, en general, creemos que va a ser una temporada estival para el turismo de interior: cornisa Cantábrica, Levante…, las reservas de apartamentos así lo ponen de manifiesto. La gente tiene ganas de compartir y volver a disfrutar. Siempre con precaución porque es cierto que vemos países donde ha habido repuntes importantes con altos índices de vacunación, como ha sucedido en Reino Unido. Esto nos hace ser prudentes, pero no hay que olvidar que el verano tiene ese elemento de aire libre que invita a compartir con mayor seguridad. Lo importante es que la gente tiene ganas de recuperar el volver a verse, las terrazas, los bares, los restaurantes…Yo espero que a corto plazo va a ser un buen verano para la restauración, no tanto para el turismo internacional, que va a costar más y va a ir más lento, porque está habiendo incidentes no esperados. En cualquier caso, vamos a pensar en positivo y esperemos que en septiembre podamos ver esto como el fin de una situación que jamás habríamos esperado. Vamos a pensar en positivo, pero vamos a seguir alzando la voz al Gobierno, porque aún quedan muchas cosas por hacer. Las ayudas han sido un auténtico desastre: demasiada letra pequeña, demasiadas dificultades…Con unos límites, que es normal que los haya, que han perjudicado a muchas empresas, por lo que vamos a seguir exigiendo que se corrijan, que sean accesibles para todos los que las necesitan. ▪

- PUBLICIDAD -