La política fiscal, clave de la recuperación turística a largo plazo

COMPETUR, la alianza por un turismo competitivo, ha presentado el estudio “Estrategia Operativa para la Excelencia Turística. Los prosumers como elementos centrales de la estrategia turística” a la Viceconsejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid. La Estrategia, elaborada por parte de la Universidad Europea de Canarias, aborda la relación entre los sectores de la hostelería, la cerveza y el patrimonio cultural español como ámbitos sinérgicos para la recuperación del turismo Post Covid-19 y con visión a largo plazo.

La presentación de este estudio coincide con el refuerzo del compromiso de COMPETUR de integrar toda la cadena de valor para apoyar e impulsar la competitividad del sector turístico español a través de la incorporación a la alianza de otro de los actores más relevantes de este ámbito como es la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT).

En este marco, COMPETUR ha tenido la oportunidad de trasladar al viceconsejero de Cultura y Turismo, Daniel Martínez Rodríguez, y al director general de Turismo, Luis Martín Izquierdo, las conclusiones del estudio, que expone diferentes oportunidades y fortalezas de este ámbito económico, así como algunas amenazas a tener en cuenta para hacer del turismo español un sector más competitivo y orientado a una oferta de excelencia.

En este sentido, Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España ha hecho una llamada a la esperanza: “tras meses de crisis, es el momento de potenciar el sector turístico como punta de lanza de la recuperación económica de nuestro país”.

 

ESTABILIDAD ECONÓMICA Y FISCAL

La Estrategia ahonda en las amenazas, fortalezas y oportunidades del sector turístico español. La incertidumbre económica, política y social es uno de los principales riesgos desestabilizadores a los que se enfrenta la oferta turística española. Además, el estudio incide especialmente en la relevancia de aportar estabilidad fiscal y regulatoria en los sectores de estudio para evitar obstáculos al apoyo de la cultura, el patrimonio cultural y el deporte.

Asimismo, el informe expresa que es preciso la elaboración de políticas que fomenten el crecimiento económico y la inversión, donde la demanda de cerveza se muestra como un factor determinante en el crecimiento del sector de la hostelería y del turismo.

El estudio destaca que el aumento de impuestos que gravan al consumo en hostelería, como el IVA o los impuestos especiales sobre los productos que más se consumen y mayor peso tienen en la hostelería, disminuyen el consumo y reducen la capacidad recaudatoria del Estado. De acuerdo con las cifras de recaudación publicadas por la Agencia Tributaria, los ingresos tributarios por impuestos especiales de la cerveza se incrementaron en un 37% si comparamos la recaudación del 2005 (último año en que se incrementó el tipo a la cerveza, que se ha mantenido estable desde entonces) con la del 2019 (último año anterior al COVID con unas condiciones normales de mercado). Sin embargo, los ingresos procedentes de los impuestos especiales sobre el alcohol sufrieron una disminución del 11%, si comparamos el mismo periodo, acusando las subidas aplicadas en su tipo impositivo en 2013 y 2016.

De hecho, un aumento impositivo de, por ejemplo, el 10% del impuesto especial produciría una caída del consumo de cerveza de más de 20 millones de litros, la desaparición de 1.300 puestos de trabajo y un descenso de la recaudación del Estado próximo a los 4 millones de euros.

En contrapartida, los países de nuestro entorno, conscientes de la relevancia de la política fiscal para apoyar al sector de la hostelería e industrias asociadas, han aprobado una bajada del IVA en hostelería. En concreto, Austria, Alemania, Grecia, Irlanda, Reino Unido y Lituania son seis de los once países europeos que han aprobado una reducción del IVA en la hostelería.

Entre las fortalezas, la estrategia pone en valor la solidez del sector, sumada al potencial de la cultura para cooperar con los diferentes aspectos de la oferta turística española, así como al prestigio de las marcas de cerveza nacionales y a la proyección en los mercados internacionales de la calidad turística española constituyen una importante base para la recuperación del sector y de la economía española.

 

GASTRONOMÍA Y CULTURA

El estudio también expone que los turistas buscan un tipo de oferta experiencial a través de la gastronomía y los eventos culturales y deportivos. De hecho, el gasto turístico en gastronomía en España representa casi el 15,5% del gasto del turismo nacional.

Una de las claves del estudio es la relación entre los sectores de la hostelería, la cerveza y el patrimonio cultural español como ámbitos de diferenciación de la oferta turística de España. De hecho, el 90% de la cerveza que se consume en España es de producción nacional, consumiéndose en hostelería el 68% del total y esta representa entre un 25% y 40% de los ingresos de estos establecimientos.

Entre otros factores, el tipo de consumo del usuario español, influido por una cultura mediterránea, incita a un consumo de cerveza más moderado acompañado de alimentos y en un contexto de disfrute social, idea sobre la que incide Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España: “la experiencia gastronómica que ofrece España a los turistas es un elemento diferenciador que contribuye al crecimiento de todo el sector turístico y ejerce tracción de la industria agroalimentaria y de los productores agrarios”.

La apuesta por eventos culturales y deportivos ayudará a incrementar la notoriedad internacional de España, puntualiza la investigación, que también asegura que este impulso permitirá que pequeños clubes deportivos sean sostenibles gracias a patrocinios como los que realiza el sector cervecero.

 

RECUPERACIÓN TURÍSTICA PARA FINALES DE 2022

Bajo el marco presentado por la Estrategia Operativa para la Excelencia Turística, con las fortalezas y oportunidades del sector para consolidarse como la punta de lanza de una recuperación económica con visión en el largo plazo, los representantes de la alianza esperan que para finales del año 2022 o principios de 2023 vuelvan los niveles de demanda turística previos a la pandemia aunque confían en un importante impulso de este mismo verano de 2021.

En este sentido, Emilio Gallego considera que, a pesar de un escenario volátil marcado por la quinta ola “este verano está marcando una ligera recuperación, por lo que seguimos con unas perspectivas optimistas con respecto a los datos de 2020, con un 2021 que verá una caída superior al 30% en relación a 2019, moderada gracias especialmente al crecimiento de la demanda interior”. Este mensaje lo refuerza Jacobo Olalla, que también mantiene una perspectiva optimista marcada por el ritmo de vacunación: “una parte muy importante de los turistas extranjeros que vienen a España provienen de países que tienen un alto porcentaje de vacunación, por lo que esperamos y deseamos que la recuperación se produzca lo más pronto posible”.

  Este mensaje lo refuerza Jacobo Olalla, que también mantiene una perspectiva optimista marcada por el ritmo de vacunación: “una parte muy importante de los turistas extranjeros que vienen a España provienen de países que tienen un alto porcentaje de vacunación, por lo que esperamos y deseamos que la recuperación se produzca lo más pronto posible”.

CEHAT SE SUMA A LA ALIANZA

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) se suma a Competur, revalorizando la alianza y aportando visiones complementarias para hacer de España un destino turístico aún más competitivo.

CEHAT reúne al sector alojativo nacional en su conjunto, incluyendo a hoteles, apartamentos turísticos, campings, resorts, balnearios y otras modalidades. La patronal está presente en todas las regiones españolas y representa a más de 16.000 establecimientos con un total de 1.800.000 plazas y da empleo a 500.000 personas de forma directa e indirecta.

 

- PUBLICIDAD -