Béarn, Euskadi, La Rioja, Navarra y Pays Basque presentan los primeros avances del proyecto transfronterizo GATURI

El proyecto pretende mejorar la competitividad de las pymes de los sectores turístico y agroalimentario del espacio transfronterizo a través de la construcción de un “Destino Único” entre Navarra, Euskadi, La Rioja, Pays Basque y Béarn diseñando estrategias de comercialización e internacionalización

Ayer tuvo lugar en el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, Baluarte, la rueda de prensa del proyecto GATURI- EFA338/19, en el marco del 4º Congreso Internacional de Turismo Gastronómico FOODTREX. La presentación ha contado con la presencia destacada del Consejero de Desarrollo Económico y Empresarial Mikel Irujo, y la Consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Itziar Gómez, quienes han estado acompañados por representantes de las entidades socias del proyecto: Jean Othax, Director del Clúster de Turismo de Béarn, de la Cámara de Comercio e Industria de Pau – Béarn, Daniel Solana, Director General de Basquetour, Agencia Vasca de Turismo; Ramiro Gil, Director General de Turismo del Gobierno de La Rioja; Corinne Cerveux, Responsable del Clúster de Turismo Vasco GOazen de la Cámara de Comercio e Industria de Bayona – Pays Basque; y Ana  Beriáin, Presidenta de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, entidad que lidera el proyecto.

El proyecto GATURI supone la creación de un escaparate al mundo de los productos y recursos gastronómicos, agroalimentarios y turísticos de los cinco territorios que participan en él, aportando un aumento consecuente de la promoción y posicionamiento gastronómico y turístico internacional del territorio transfronterizo.

Ayudará a las empresas a crear un modelo conjunto para su internacionalización y las herramientas necesarias para llevarlo a cabo, tales como una plataforma que acogerá diferentes rutas de turismo gastronómico, un amplio catálogo de experiencias y un escaparate de venta de productos agroalimentarios del territorio común, dirigida tanto al cliente final como al canal HORECA.

 Mapa de Recursos

Tras año y medio desde su puesta en marcha, el mapeo de recursos realizado por los socios con unos criterios específicos de acuerdo con las líneas estratégicas del proyecto, ha dejado patente la importante cultura gastronómica del territorio, unos recursos gastronómicos de enorme valor y un buen número de elementos transversales de autenticidad, en los que el sector primario juega un papel fundamental.

Los datos obtenidos revelan que la unión de las cinco regiones acoge nada menos que:

  • 44 productos con Denominación de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas.
  • Más de 600 productores e industrias agroalimentarias visitables registradas: bodegas, queserías, conserveras, cerveceras…
  • Más de 60 museos, granjas escuela y centros de interpretación.
  • Más de 500 eventos gastronómicos: días singulares, ferias, jornadas….
  • Más de 70 establecimientos km0 que apuestan por el producto local, 500 de restauración auténticos (sidrerías, asadores y bares de pintxos) y cerca de 200 establecimientos de restauración con distinción (Estrellas Michelín, Soles Repsol y Maîtres Restaurateurs)
  • 1000 espacios de comercialización y puntos de venta especializados en producto local, entre los que se incluyen más de 600 productores y productoras que hacen venta

GATURI demuestra así, que la gastronomía y el producto local son líneas estratégicas fundamentales para la puesta en marcha de destinos turísticos sostenibles en sus 3 vertientes (ambiental, social y económico), pero sobre todo que desde la definición de un destino turístico gastronómico se puede contribuir al equilibrio y a la cohesión territorial.

El sector primario no es un mero telón de fondo en el turismo gastronómico, sino un agente activo en la experiencia del turista gastronómico, al tiempo que modela el territorio para que su desarrollo sea más sostenible y cohesionado.

 Una propuesta conjunta de valor

La propuesta de valor del destino único ofrece numerosas posibilidades para el viajero gastronómico, tanto las ofertadas por el sector privado (múltiples actividades y experiencias turísticas ofertadas por productores, restaurantes, alojamientos y otros agentes que forman parte de la cadena de valor), como las fiestas y eventos que se organizan desde nuestros territorios.

Todas ellas forman parte del producto y el viajero podrá adentrarse en el destino para conocer toda la oferta y seleccionar aquellas propuestas más acordes a sus intereses y necesidades:

Gracias al proyecto GATURI se han identificado una serie de propuestas turísticas y agroalimentarias, acordes a los intereses y necesidades del turista:

  1. Visitar productores e industrias.
  2. Degustar la gastronomía característica de cada territorio, comprar producto y realizar otras actividades gastronómicas.
  3. Conocer el patrimonio gastronómico tangible e intangible de nuestro territorio (museos, paisajes, costumbres, oficios, …)
  4. Participar  en   eventos   gastronómicos:   fiestas,   tradiciones   y   eventos relacionados con la cultura gastronómica, asociada a los productos locales, amparados por marcas de calidad atribuibles al origen (DO, IGP y otras certificaciones) y la cocina
  5. Vivir experiencias  gastronómicas:  propuestas  de  consumo  originales  y singulares (pastor por un día, día de vendimia, talleres de cocina, …), memorables para el turista con un alto componente experiencial y claramente ligadas al territorio y la cultura gastronómica
  6. Realizar rutas o itinerarios gastronómicos en torno a los productos de mayor poder de atracción como las rutas del vino y del queso, la ruta de las denominaciones de origen, la de experiencias de autenticidad y tradición, las de alta gastronomía y la identidad gastronómica de destinos con nombre propio.

Esta oferta del destino único se verá materializada en el desarrollo de una plataforma web, que servirá de escaparate para dar a conocer, por un lado, las rutas y experiencias del destino y, por otro lado, los recursos como los productos agroalimentarios y sus productores, los puntos de venta y los establecimientos de alojamiento y restauración.

Cada uno de los territorios participantes atesora una importante riqueza gastronómica y recursos gastronómicos de gran valor y cada uno de ellos, por sí mismo, puede ser considerado como un destino gastronómico.

Sin embargo, poniendo el foco en la internacionalización, la unión nos permite intercambiar conocimientos para afrontar el competitivo entorno de la atracción turística de visitantes y crear un destino gastronómico único en el mundo.

En ese sentido se está trabajando, con intensidad y colaboración, en el desarrollo de una marca que aunará los atributos propios del destino y se adecuará a las características de los mercados en los que pretendemos comercializar nuestro destino.

La nueva marca y la oferta conjunta verán la luz durante los próximos meses, acompañadas por un Plan de Promoción y Comunicación del Destino Turístico Único: una batería de acciones destinadas a conseguir que todas las partes involucradas en la generación del tráfico de visitantes al territorio, sean conocedoras de la atractiva e inspiradora gama de actividades que constituyen su autenticidad.

PUBLICIDAD