El consumo de cerveza en hostelería se redujo a cerca de la mitad en 2020

Las ocasiones de compra de cerveza cayeron en 2020 un 30%, ya que, aunque se haya registrado un aumento del 18% de actos de compra dentro del hogar (minoritario), se ha producido una acusada caída del 40% fuera del hogar, que es donde principalmente se consume, según el balance de la situación que ha hecho Cerveceros de España en su Asamblea General.

La cerveza es una bebida muy transversal que en nuestro país se consume mayoritariamente en hostelería: el 65% del consumo se da fuera del hogar. La situación es especialmente complicada para las cerveceras de menor tamaño, en las que la dependencia del canal hostelero como vía de comercialización es mucho mayor.

Es importante tener en cuenta que la cerveza es un producto transversal y popular, que consume el 81% de los españoles. No hay distinciones de género, puesto que se consume en el 53% de los casos por hombres y en el 47%, por mujeres; de clases, ya que los “cerveceros” presentan el mismo perfil socioeconómico que la población del país; ni de geografía, puesto que la penetración de consumo es similar en todas las comunidades autónomas.

Además, en nuestro país la cerveza se bebe en línea con las pautas de consumo mediterráneo, en las que disfrutamos de la bebida junto a algo de comer, como el célebre binomio tapa-cerveza o durante comidas, y en compañía de amigos, familia, pareja o compañeros de trabajo; y arrojando un consumo per cápita de los más bajos de Europa, concretamente, de 52l en el año 2019. 7 de cada 10 consumiciones de cerveza se realizan con otro alimento y los datos de consumo de cerveza fuera del hogar muestran lo característico que es acompañar la cerveza de alimentos: más del 30% se produce durante las comidas o cenas, un 30% en el aperitivo y un 32% por la tarde o antes de cenar; precisamente en estos dos últimos momentos es cuando están presentes las tapas o pinchos.

Otro rasgo característico de nuestra forma de consumir la cerveza es el éxito de la SIN alcohol: España es el primer país productor y consumidor de la UE y tiene el porcentaje de consumo de cerveza sin alcohol en relación con el total de cerveza más alto de nuestro entorno, con un 13% del consumo per cápita. Esto significa que los consumidores de cerveza lo son también de cerveza sin alcohol, que la eligen como una alternativa más a los otros tipos; el 48% de quienes consumen esta bebida opta por esta variedad en algún momento. Todo ello gracias a la alta calidad y apuesta por la innovación de las cerveceras españolas, así como a los hábitos y consideración de los españoles a esta bebida.

2021, recuperación con matices

A pesar de las dificultades, Cerveceros de España muestra un moderado optimismo en cuanto a la recuperación: la apertura del turismo y la movilidad, considerando siempre la situación sanitaria, serán importantes en la evolución del consumo, pero hay que considerar que las dificultades económicas y la caída de la renta disponible de muchos ciudadanos puede suponer un freno. Esto cobra especial relevancia al tratarse de un producto tan trasversal y popular como la cerveza, que puede considerarse como un índice avanzado de la confianza del consumidor en la economía nacional. Por ello es fundamental para el sector cervecero la reapertura total de la hostelería, las ayudas directas y el relanzamiento del turismo internacional, siempre bajo criterios de seguridad, tal y como indica Jacobo Olalla Marañón, director general de Cerveceros de España: “A pesar del optimismo, recalcamos la importancia de ayudas directas que apoyen a las empresas del sector hostelero y de aquellas que sean interdependientes del mismo, la renovación de los ERTE y la vuelta a la actividad normal como forma de impulsar la recuperación”.

- PUBLICIDAD -