Juntos con la Hostelería exige al Gobierno la inclusión de los trabajadores de restauración en la ampliación de los ERTE

Cerca de 125.000 negocios hosteleros podrían echar el cierre, el 40% del total del sector. La actividad hostelera ya acumuló a mediados de septiembre una caída del 45%, situándose en los niveles del mes de junio

La plataforma ‘Juntos con la Hostelería’, formada por HOSTELERÍA DE ESPAÑA, FIAB y AECOC, alerta que cerca de 125.000 establecimientos de la Hostelería podrían cerrar si no se prorrogan los ERTE, lo que supondría la pérdida del 40% del tejido empresarial.

A mediados de septiembre, la actividad de la Hostelería ya acumulaba una pérdida del 45%. Solo en la primera quincena, las nuevas limitaciones a bares y restaurantes arrojan pérdidas que alcanzaban el 32% en comparación con al año anterior. Una situación insostenible que los devuelve a niveles del pasado mes de junio y sin perspectivas de mejora en los próximos meses.

Por ello, toda la cadena de valor del sector insta al Gobierno a hacer efectiva la prórroga de los ERTE por fuerza mayor al sector de la hostelería, un instrumento vital para la supervivencia de muchas empresas y autónomos, así como para el mantenimiento de los puestos de trabajo que generan.

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel lamenta que “el Gobierno pueda dejar fuera de los ERTE a más de 300.000 empresas, que generan 1,7 millones de empleos, y que se encuentran en una situación límite. Ningún país europeo entiende la falta de ayudas a un sector con una vinculación directa al turismo, que es uno de los motores de nuestra economía. No prorrogar los ERTE supone alargar la agonía de la hostelería y de toda la cadena de valor implicada”.

“Hay multitud de negocios que no pueden reinventarse para paliar los efectos de la crisis, por ejemplo, hoteles y establecimientos que dependen del turismo extranjero, o locales sin terraza y cuyo negocio está ligado a la actividad en barra. Queremos recordar que la situación crítica de bares y restaurantes tiene también graves consecuencias para todos los sectores vinculados. El sector de la hostelería supone un tercio de la producción de la industria de alimentación y bebidas por lo que es vital proteger su actividad”, ha señalado Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

Por su parte, José María Bonmatí, director general de AECOC destaca que “para tratar de salvar el empleo del sector y de buena parte de los que dependen de él es imprescindible prorrogar los ERTE de fuerza mayor a la hostelería. En caso contrario los daños para el sector pero también para el conjunto de la economía y de la sociedad española serán irreparables”.

Juntos con la Hostelería denuncia que las medidas restrictivas que el sector lleva soportando desde su reapertura están llevando a muchos negocios al límite. Desde el mes de julio se ha paralizado la actividad en pubs y locales de ocio nocturno, se ha restringido tanto el aforo en barras y terrazas y se ha delimitado el horario de apertura.

La Plataforma estima que la crisis sanitaria ya ha llevado al cierre de 56.000 establecimientos (que representa 18,2%), una cifra que podría aumentar hasta 125.000 (40% del sector) dado el empeoramiento por las recientes limitaciones sobre la actividad en bares y restaurantes.

Los representantes de la cadena de valor de la hostelería han solicitado a las administraciones públicas un paso adelante en las negociaciones, ya que de la puesta en marcha de estas medidas depende el 6,2% del PIB nacional y cerca del 8,7% del empleo total de España.

Mañana martes a las 10.30, asociaciones y empresas del sector se unirán a la caravana de vehículos que recorrerá Madrid, desde Paseo de Camoens hasta el ministerio de Industria, Comercio y Turismo (con llegada a las 11:15) para reivindicar la inclusión de los trabajadores de restauración en la ampliación de los ERTE y un Plan de Rescate para el sector.