Fuertes caídas en el alojamiento turístico extrahotelero en la media hasta abril

Debido a la crisis sanitaria del COVID-19, a partir del 19 de marzo, los establecimientos de alojamiento turístico han ido cerrando progresivamente, quedando completamente suspendida la actividad para fines turísticos, el 26 de marzo.

El cierre a partir de la segunda mitad de marzo ya provocó que las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) bajaran un 63,2% respecto al año anterior, lo que, unido a la actividad nula durante todo el mes de abril, ha provocado una fuerte caída de las pernoctaciones en la media entre enero y abril de un 47,5% respecto a los mismos meses de 2019, con un 60% menos por parte de los españoles y un descenso de un 41,8% de las de extranjeros.

Por tipo de establecimiento, en los apartamentos el descenso es de un 45,2%, con una caída de un 51,9% de los españoles y un 43,6% de los extranjeros, según la Encuesta de Ocupación del INE. En los campings las pernoctaciones bajan un 48,9%, con una fuerte caída de los españoles de un 72,6% y de forma más moderada la de los extranjeros, de un 32,3%. En el alojamiento de turismo rural la caída es de un 57,9%, con un descenso similar entre los españoles (-58%) y los extranjeros (-57,5%). En los albergues, por su parte, el retroceso es de un 53,9%, resultado de un descenso de un 55,1% de los españoles y un 51,4% de los no nacionales.

- PUBLICIDAD -