Los hosteleros se muestran pesimistas al cierre de 2019

La confianza de los hosteleros en la marcha de sus negocios descendió en el cuarto trimestre de 2019, acentuando el valor negativo del trimestre anterior, según los datos del Indicador de Confianza Hostelera (ICH) realizado por HOSTELERÍA DE ESPAÑA. Se trata de la peor valoración desde el cuarto trimestre de 2012, con valor negativo en cada uno de los índices, tanto los de pasado, como el de expectativas.

En la primera mitad del año, en cambio, la confianza de los hosteleros repuntó, mostrando una valoración positiva, tras mantenerse en negativo a lo largo de 2018.

Las valoraciones, interanual (respecto al mismo trimestre del año anterior) e intertrimestral (respecto al anterior trimestre) fueron negativas en el primero y último trimestre del año, mientras que en los meses centrales del año los hosteleros se mostraron positivos.

El índice de expectativas fue el más desfavorable, con valoración positiva únicamente en el primer trimestre, y caídas desde este período, más acentuadas en la segunda mitad del año.

Los costes de la energía y la mayor presión fiscal se mantuvieron a lo largo del año como los factores de naturaleza interna que más influyeron en la marcha de los negocios, a los que se sumó en el cuarto trimestre la preocupación por los costes salariales. Aunque con menor peso que los anteriores, también aumentó en el último trimestre del año la preocupación por la situación económica adversa.

De los factores externos, que tienen una valoración más baja que los anteriores, los costes financieros y la productividad del empleo son los factores por los que más preocupación han mostrado los empresarios hosteleros. En los últimos meses del año destaca la subida de la influencia de la falta de confianza social y la inseguridad en la zona.

Indicador de Confianza Hostelera 4º trimestre 2019

- PUBLICIDAD -