Los hosteleros se muestran pesimistas ante el futuro

La confianza de los empresarios hosteleros en la marcha de sus negocios desciende en el tercer trimestre de 2019, tras la evolución positiva que ha tenido lugar en los dos primeros trimestres del año, según los datos del Indicador de Confianza Hostelera (ICH), realizado por HOSTELERÍA DE ESPAÑA.

El descenso se debe a la falta de confianza de los hosteleros en la buena marcha de sus negocios en el futuro próximo, que se acentúa además respecto a la más moderada que tuvo lugar el trimestre anterior.

La valoración respecto a la situación de sus negocios respecto al pasado en cambio ha resultado positiva, especialmente en comparación con el trimestre anterior, que además ha impulsado el crecimiento que tuvo lugar en el segundo trimestre, tras dos trimestres consecutivos de descensos. La valoración con relación al mismo trimestre de hace un año también ha sido positiva, aunque se ha moderado respecto a la mostrada el trimestre anterior.

Los costes de la energía y la mayor presión fiscal se siguen señalando como los factores de naturaleza interna que más influyen en la marcha de los negocios, aunque ambos bajan de influencia. De todos los factores internos, únicamente sube la preocupación por la situación económica adversa y la caída de la demanda.

De los externos, que tienen una valoración por parte de los empresarios más baja que los anteriores, la competencia de mercados es la de mayor influencia que es la única por la que sube la preocupación, junto con la falta de confianza social.

Informe del Indicador de Confianza Hostelera