Preocupación en los bares por las actuaciones policiales que investigan las redes de distribución de decodificadores sin licencia en hostelería

Se han constatado miles de procedimientos de investigación que ha iniciado la Policía Nacional, en el que se han detectado algunos casos de actuaciones irregulares en la emisión de partidos de fútbol, HOSTELERÍA DE ESPAÑA ha mantenido una reunión de carácter urgente con Liga de Fútbol Profesional y MEDIAPRO para analizar la preocupante situación de los hosteleros investigados. En este sentido LFP ha ofrecido la creación de una comisión de seguimiento para dar soluciones individualizadas a los afectados mediante las asociaciones de hostelería, a las que se podrá recurrir en caso de necesidad.
La oferta de la LaLiga fue estudiada por HOSTELERÍA DE ESPAÑA y sus asociaciones en la pasada Asamblea General del miércoles 19 de diciembre.

Desde el pasado mes de septiembre se produjo una desproporcionada subida por parte de las operadoras en las tarifas de fútbol para bares. Esto creó una situación de alarma en el sector ya que, en muchos de los casos, esta factura significa un gasto superior al de funciones básicas como pueden ser el agua y la luz, además de surgir sin tiempo de reacción. Paralelamente ha supuesto la proliferación de redes de distribución de decodificadores con señal ilegal para hostelería.

Esta desmesurada subida no discrimina en absoluto el tamaño y la localización de los establecimientos, por lo que no tiene en cuenta que gran parte de los casi 278.000 locales de restauración repartidos por todo el territorio nacional, son de pequeño tamaño y situados en zonas rurales. Hay establecimientos que no generan suficientes ingresos que les permita asumir la imposición de un aumento de hasta un 43,64% en las tarifas. En algunos casos el resultado a esta subida supone un valor más alto que el alquiler del propio local.

Por ello, la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE) espera que en el seno de la Comisión propuesta por LaLiga se puedan alcanzar acuerdos que defendiendo la legalidad y atacando la competencia desleal que supone la irregularidad, también se consideren situaciones y tarifas razonables para los bares.

PUBLICIDAD