Se mantiene la desconfianza de los hosteleros

Los empresarios hosteleros continúan mostrando desconfianza en la evolución de sus negocios en el tercer trimestre del año, según los datos del Indicador de Confianza Hostelera (ICH) de la Confederación Empresarial de Hostelería de España.

Es el tercer trimestre en negativo, manteniéndose en el nivel del segundo trimestre, consecuencia de una peor valoración del índice anual y, sobre todo, de las expectativas, que no pudo compensar el resultado positivo del índice trimestral. La confianza respecto al trimestre anterior resulta favorable después de dos trimestres consecutivos de descensos, aunque la valoración es inferior a la que resultaba en el mismo período de 2017.

La interanual es negativa, aunque menos que los dos primeros trimestres del año, mientras que las expectativas acentúan de forma considerable el descenso, situándose muy por debajo tanto respecto a los dos trimestres de la primera mitad del año, como del mismo período de un año atrás.

Los costes de la energía y la mayor presión fiscal se mantienen como los factores de naturaleza interna que más influyen en la evolución de los negocios. Aunque no se muestran variaciones muy acusadas en la evolución, destaca una mayor influencia respecto a trimestres anteriores de los costes de la energía y la situación económica adversa.

Respecto a los factores externos, son los precios altos y medios y la competencia de mercados, los que más preocupan, ganando influencia, aunque de forma muy suave, la calidad del producto, la productividad del empleo, la falta de confianza social, y los precios altos y medios.

Indicador de Confianza Hostelera – 3º trimestre 2018

 

 

- PUBLICIDAD -