La Hostelería pide soluciones para poder contratar todo el fútbol en sus locales

Emilio Gallego, Secretario general de FEHR

Las Asociaciones que forman parte de la Federación Española de Hostelería se hacen eco de la preocupación de los propietarios de bares, restaurantes, cafeterías y hoteles por la nueva distribución del fútbol entre los distintos operadores de televisión de nuestro país.
Esta temporada futbolística ha comenzado con algunos cambios importantes en cuanto a los operadores de televisión que pueden ofrecer los partidos. En cuanto a partidos en abierto, nada impide a los propietarios de negocios de hostelería ir cambiando de canal. Respecto a los paquetes que se ofertan desde plataformas de pago, para disponer de Liga BBVA, Champions League y Europa League, en la práctica suponen un importante encarecimiento del coste por la simple recepción del fútbol en los establecimientos.
En este momento, ésta es la distribución de ofertas futbolísticas por parte de cada operador de televisión en España:

VODAFONE TV, ORANGE y Telecable en Asturias ofrecen toda la Liga BBVA, los partidos de Champions League y la Europa League.

MOVISTAR+ distribuye los partidos de Liga BBVA y varias Ligas Europeas

BEIN SPORTS por internet, retransmite todos los partidos de Champions League, de Europa League y varias Ligas Europeas, con packs de precios mensuales y trimestrales a particulares a través de Total Channel (www.totalchannel.com)

TVE tiene un partido, sábados a las 18,15h de Liga BBVA y la Selección Española, además de compartir con Mediaset los de Copa del Rey.

ANTENA 3 programa un partido de Champions League en cada jornada, los martes. En Catalunya, lo emite TV3.

Ante este panorama, muchos propietarios de locales, que ya habían contratado los servicios de una empresa de telefonía, durante las campañas promocionales de antes del inicio de la temporada futbolística, no consiguen ofrecer con calidad el fútbol de todas las competiciones a sus clientes: una empresa no tiene los derechos de la Champions League, y no ofrece ni soluciones ni descuentos a la tarifa fijada con “todo el fútbol” con la que vendió promociones hasta final de agosto. Otras, que disponen de todos los partidos de España y de UEFA, no llegan a todo el territorio nacional y hay que consultar antes si hay acceso de fibra óptica a muchos lugares. En caso afirmativo hay que asumir el coste de la penalización por cambiar de compañía sin haber concluido el tiempo de permanencia con la anterior.
La tercera vía consiste en mantener cada cuál su contrato de telefonía y televisión y comprar los partidos de Champions League a Total Channel (Being Sports). En este caso, necesitan, para recibir la señal, un Smart TV o un sistema informático, porque sólo llega por internet. Además, en este caso, los paquetes de ofertas incluyen un mes o un trimestre a precios de promoción, pero para clientes particulares, con lo que los hosteleros estarían en un limbo.
La situación se agravó en los primeros partidos porque la plataforma de Total Channel no soportó el aluvión de conexiones contratadas por miles de clientes y se produjeron cortes en la emisión de los partidos, lo que perjudicó gravemente a los empresarios de bares y restaurantes que habían acondicionado sus locales, contratado a su personal y preparado los productos para ofrecer a sus clientes.

Toda esta situación se ha producido por la falta de un acuerdo entre Mediapro, la propietaria de los derechos de televisión de estos partidos, y la principal empresa de telefonía del país, que ostenta una amplia mayoría de contratos con clientes. Se calcula que supera los 3,6 millones. En septiembre no llegaron a un acuerdo y ahora siguen negociando. Como ya se han emitido algunos encuentros, el precio va siendo rebajado. Según informaciones periodísticas del día 21 de octubre, Mediapro habría rebajado el precio por la Champions League y habría pedido 130 millones anuales, lo que pagó a la UEFA por todos los derechos de estas competiciones que ya está facturando a otras plataformas y a la suya propia, Total Channel-Being Sports.
El precio se habría calculado en base 3 euros mensuales por cada uno de los 3,6 millones de clientes que aseguran que tiene Movistar, lo que sumaría 10,8 millones cada mes y, al final del año, los mencionados 130, una cantidad sensiblemente inferior a la de hace dos meses que, según las cifras publicadas en prensa, serían de entre 180 y 200 millones anuales, valorando en unos 5 euros mensuales por cliente.

Por lo expuesto hasta ahora, los hosteleros están pendientes de soluciones en las que no tienen el poder de decisión, pero que salen perjudicados por sus consecuencias, que sólo pueden dejar de afectarles si llegan a un acuerdo comercial entre Movistar y Mediapro, consiguiendo que todos los operadores puedan ofrecer todo el fútbol y permitir que cada empresario del sector HORECA pueda escoger, en función de sus posibilidades técnicas y económicas.

Emilio Gallego,
Secretario general de FEHR