Acuerdo entre patronal y sindicatos de la hostelería europea acerca de la economía sumergida

Hotrec (Patronal Europea de Hostelería) y EFFTA (Federación Europea de Sindicatos Obreros de Alimentación y Turismo) se han reunido en Bruselas con ocasión del Pleno de Diálogo Social y entre otros asuntos han abordado en profundidad el asunto de la economía colaborativa, marcándolo como prioritario en el programa de trabajo para 2016.
Ambas organizaciones han mostrado su preocupación ante la rapidez con la que ha emergido este fenómeno , que se está implantando sin ningún tipo de control y regulación administrativo, y que bajo la denominación de “economía colaborativa” en la mayor parte de las ocasiones en realidad se trata de economía sumergida, que está impactando de manera fuerte sobre la facturación y el empleo del sector turístico.
Para el CEO de Hotrec, Christian de Barrin “ las empresas del sector turístico, compuesta en su mayoría por micropymes, están sometidas a una estricta regulación en sus respectivos países, que garantiza aspectos relativos a higiene, seguridad y derechos del consumidor además de una estricta regulación que garantiza las condiciones laborales de los trabajadores”. Para Barrin “ cumplir con todas estas obligaciones legales puede verse reflejado en el precio del servicio que se presta, pero obviamente garantiza las condiciones laborales y la calidad del servicio a los consumidores”.
En este sentido se ha manifestado Harald Wiendenhofer, secretario general de EFFTA, quien ha remarcado que “ las relaciones laborales en el sector deben cumplir con la normativa vigente , incluyendo los acuerdos colectivos sectoriales , que garantizan los derechos legales a cada trabajador”, al tiempo que añade que existe temor de que estas plataformas de “economía colaborativa” supongan “un retroceso en la regulación del empleo e incrementen el aumento de contratación de trabajadores sin contrato ,lo que incide en una precariedad laboral y un aumento de economía sumergida”.
Para el secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego, este tipo de actividades “suponen una clara competencia desleal para los empresarios que cumplen con sus obligaciones administrativas y con responsabilidad con el entorno”. Asimismo ha destacado “la completa opacidad a efectos de seguridad que ofrecen los alojamientos ilegales, a cuidar especialmente en el contexto actual, no menos importantes son la condiciones de inseguridad que ofrecen la venta callejera e ilegal de bebidas y comidas o la utilización de domicilios particulares como si fueran restaurantes”.
Patronal y sindicatos europeos instan a las autoridades de cada país a recopilar información sobre el impacto de este tipo de actividades en el sector turístico y comprobar el cumplimiento por parte de estas plataformas de la normativa aplicada a las empresas del sector.

 

- PUBLICIDAD -