Hoteles y bares, las dos caras de la moneda

Los establecimientos de restaurantes y bares han continuado sufriendo en 2011 las pérdidas en las ventas iniciadas desde que comenzó la crisis hace tres años. En este año su facturación se ha reducido un 2,2% con relación al año anterior, según datos de los Indicadores del Sector Servicios del Instituto Nacional de Estadística (INE). El alojamiento, sin embargo, más favorecido por la buena evolución del turismo, ha tenido un balance positivo en 2011, con un incremento en la facturación del 7,5% respecto al año anterior

Durante todo el año se han mantenido caídas en la cifra de negocios de los establecimientos de restauración con la única excepción del repunte que se produjo en el mes de agosto (1,5%). En el último mes del año la caída se acentuó hasta -3,2%, el mayor descenso desde mayo. A diferencia del subsector de restauración, en los establecimientos de alojamiento se han producido fuertes incrementos a lo largo del año aunque en los últimos meses la evolución se ha ido desacelerando, hasta un 5% en diciembre.

La buena evolución de las ventas en alojamiento han podido compensar en parte los datos negativos en restauración, resultando un balance ligeramente positivo en el conjunto de la hostelería, con un incremento del 0,8% respecto a 2010.

- PUBLICIDAD -