Los precios hosteleros, a la mitad del IPC general

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de hoteles y restaurantes en el mes de julio se ha situado en el 1,6 de tasa interanual, prácticamente un 50% por debajo del IPC general que fija la inflación española en el 3,1.
A diferencia de los precios de los alojamientos turísticos, que oscilan con gran frecuencia e intensidad en función de las variaciones de la demanda, los precios de restaurantes y bares evolucionan más lentamente.
Durante los tres últimos meses, los precios de restaurantes y bares han estado situados en una cota de crecimiento del 1,8%, y en julio han aumentado un 0,1 con relación al mes anterior.El crecimiento de 1,6 registrado en julio es inferior en dos décimas porcentuales al registrado en junio,y esta reducción no se debe tanto a la influencia de la bajada del IPC general (que ha caído un 0,5% con relación a junio y un 0,1% en tasa interanual), sino más bien a la persistencia, aun en estos meses de temporada alta, de la debilidad de la demanda.                                                                                                                                            Los precios de los alojamientos turísticos han aumentado un 9% con relación a junio, como consecuencia del pico de demanda que se produce en julio, y un 1,6% –igual que los de restaurantes  y bares– en tasa interanual, aumentando en 4 décimas la tasa interanual registrada eb junio.

- PUBLICIDAD -