La restauración no levanta cabeza

Por cuarto mes consecutivo se acentúa la caída de la facturación en restaurantes y bares, con un descenso del 3,3% en julio con relación al mismo mes del año anterior, según los datos de los Indicadores de Actividad del Sector Servicios del INE. Esta caída es dos décimas superior a la del mes de junio, cuando la actividad en este subsector caía un 3,1% interanual.

El alojamiento por su parte continúa su evolución positiva, aumentando la cifra de negocio un 2,6% con relación a 2009, aunque esta subida se ha ralentizado, bajando 3,5 puntos respecto a la que se registró el mes anterior.

En los siete primeros meses del año se muestra una evolución diferente en los dos subsectores, mientras que aumenta la facturación en alojamiento un 1,5%, en restauración cae un 3,2% respecto al mismo período del año anterior.

La evolución de la facturación de los dos subsectores de hostelería que se venía situando por debajo de la general del sector servicios, este mes cambia la tendencia, situándose por encima al bajar la general más de 11 puntos respecto a la registrada en junio, con una caída del 3,8% respecto al mismo mes del año anterior. Esta caída se produce en todas las ramas de actividad pero principalmente en la venta y reparación de vehículos registrada en este mes respecto al año anterior. Este contraste entre las tasas de evolución positiva de meses anteriores y la caída de julio se puede explicar en gran parte por el adelanto de compras y el descenso posterior debido al aumento del IVA en el mes de julio.

En el sector de Industria, sin embargo, aunque se ralentiza el aumento, sigue evolucionando positivamente, aumentando un 3,3% respecto al año anterior, según los datos que también facilita el INE.