X
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies

Opinión

Tamaño de letra

Con “Ñ” de España

Sin entrar en mayores detalles, a nadie se le escapa que España en su conjunto no pasa por su mejor momento. Es necesario y urgente hacer un esfuerzo importante por intentar reposicionar la imagen de nuestro país en todos los ámbitos y a todos los niveles. Hoy más que nunca, España, como marca, necesita un plan serio, potente y consensuado. En este sentido, meritoria pero complicada es la iniciativa del Ministerio de Asuntos Exteriores, a quien el Gobierno le ha encargado la dura misión de liderar la comunicación de la marca país.

Y qué duda cabe de que el binomio turismo y gastronomía es uno de los grandes caballos de batalla en este complicado objetivo. Hemos sido, somos y seremos una de las grandes potencias turísticas, tanto en número de visitantes como en gasto turístico. Nuestro país es reconocido como uno de los mejores países donde disfrutar de las vacaciones por los propios turistas que nos visitan y que, al fin y al cabo, son nuestros primeros y más importantes prescriptores en sus países de origen. Igualmente, España cuenta con productos extraordinarios, con una cocina que aúna tradición y vanguardia a partes iguales y, por supuesto, con grandes cocineros que son grandes embajadores y referentes a nivel mundial. La gastronomía es una de nuestras más importantes señas de identidad, una imagen de prestigio reconocida dentro y fuera de nuestras fronteras. Y es que salud, disfrute y placer van estricta y obligatoriamente unidos.

En este sentido, no es momento, y no lo ha sido nunca, de que cada uno siga gastando en promoción internacional de manera independiente. Atrás quedaron los tiempos en que cualquier destino vendía su territorio de manera autónoma, mejor cuanto más lejos, sin conocer siquiera si la población de aquel lejano destino es capaz de situarnos en el mapa o incluso acertar el país del que formamos parte. La coyuntura actual nos obliga a hacer lo que deberíamos haber hecho siempre, que es vender la marca España, la de todos, de manera global y aunando esfuerzos no solo presupuestarios sino también humanos y en ello debemos trabajar más que nunca desde la colaboración público-privada.

Es necesario trabajar, en primer lugar, en la consolidación de nuestros principales mercados emisores y que suponen más de la mitad de las visitas totales a nuestro país. Sin olvidar, eso sí, el peso que están cogiendo los llamados “BRIC” o países emergentes. En esta línea, Saborea España saldrá este año al exterior. Intentado revertir la flagelación a la que nos someten los sensacionalistas diarios londinenses y la imagen que se proyecta de nuestro país desde las televisiones alemanas, haciéndonos ver en el país de las hamburguesas y el fast food, o luchando por conseguir un rinconcito de notoriedad en la gran potencia económica que es y será China, el país del dragón.

Es por ello que Saborea España organizó hace escasos meses la celebración del Año Nuevo Chino ofreciendo una demostración gastronómica de la mano de Pedro Larumbe, responsable del restaurante del pabellón español en la Expo de Shanghái. Es por ello que José Luis Estevan tuvo recientemente la oportunidad de deleitar con platos y productos españoles a los asistentes de la Cumbre de la OTAN en Chicago. Y es por ello que Saborea España estará presente este año en Dublín, Londres, Frankfurt o Pekín, con el apoyo de Eurotoques, Facyre y Turespaña.

Y es que, hoy más que nunca, España se escribe con “Ñ”.
 

Vídeos del día

Ir a vídeosvideo

reservON

Disfruta España II

Ir a imágenesvideo

Patrocinadores

  • Img Patrocinated2
  • Img Patrocinated3
  • Img Patrocinated4
  • Img Patrocinated5
  • Img Patrocinated6