El consumo de cerveza en hostelería sube cerca de un 7% en 2017

La cerveza puede llegar a suponer la cuarta parte de la facturación de los bares y restaurantes y hasta un 40% en los establecimientos con menos de diez empleados

Cerca de dos tercios (63%) del consumo de cerveza en España en 2017 se realizó en establecimientos hosteleros, siendo la bebida fría más consumida fuera del hogar, con el 36% del total del volumen, según la Memoria Anual de 2017 de Cerveceros de España, presentada en la Asamblea General de la Asociación.

El consumo durante ese año aumentó un 6,7% respecto a 2016, dentro de un patrón de consumo moderado, responsable y social, que acompaña la bebida normalmente con alimentos. Se suman así cuatro años consecutivos de evolución positiva, tras los años de descensos que han provocado que parte de consumo se haya trasladado a los hogares, pasando del 72% del consumo que suponía en 2007, al 63% diez años después.

- PUBLICIDAD -

La hostelería, principal canal de consumo

La hostelería es el principal canal de consumo de cerveza y en 2017, de los 35,7 millones de hectolitros comercializados, 19,8 millones se vendieron a este sector, un 4,3% más que en 2016. Por tipo de envase, las botellas supusieron el 42% de las ventas, seguidas por las latas, con un 32%, mientras que la cerveza en barril alcanzó un 28%. En total se utilizaron un 47% de envases reutilizables y un 53% de no reutilizables.

Además, según Cerveceros de España, la cerveza aporta más de 3.600 millones de euros al Estado, de los que el 83% procede del consumo en hostelería, contribuyendo a la creación de 344.000 puestos de trabajo, 9 de cada 10 en los establecimientos hosteleros.

Consumo ligado al turismo

Casi una cuarta parte del consumo de cerveza en España lo realizan los turistas, principalmente en los establecimientos hosteleros. Casi la totalidad de los visitantes extranjeros (99,5%) mayores de edad, consumen cerveza durante su estancia en nuestro país. La mayoría de los visitantes proceden de países con gran tradición cervecera, como Reino Unido y Alemania, atraídos, entre otras cosas, con la oferta gastronómica que ofrece nuestro país, en el que el tándem cerveza-tapa destaca dentro de la cultura mediterránea.