La situación actual en la búsqueda de empleo en hostelería

Compartir

El pasado 24 de abril se celebraron las primeras Jornadas del Observatorio de Transformación Digital de Hostelería, impulsadas por la Federación Española de Hostelería en conjunto con la Escuela de Negocios ISDI. En esta sesión participaron como expertos David Basilio, CEO del portal de empleo Hosteleo.com, y Marianela Olivares, Directora General de la Consultora
y Selectora de Personal de Hostelería Linkers, que compartieron ante un público formado por grandes grupos de restauración las claves que han fomentado el surgimiento del actual momento al que se enfrentan los Recursos Humanos en el panorama nacional.
Los sectores de la hostelería y la restauración se encuentran en continua transformación en todas y cada una de sus facetas, siendo los Recursos Humanos el ámbito que más cambios ha experimentado hasta el punto de
dar lugar a un nuevo escenario que merece la pena analizar. Marianela Olivares y David Basilio ahondaron en los factores que han propiciado que la situación actual en lo relativo a la selección de personal en hostelería y
restauración se haya visto transformada por la era digital y el cambio generacional. Es un hecho que la manera más rápida de buscar empleo se ha vuelto completamente digital, relegando el clásico método de entregar el curriculum en mano a trabajos de baja cualificación y de carácter ocasional.
Otro factor que ha fomentado la aparición de este nuevo escenario es la especialización de los foros de búsqueda de empleo, un vehículo rápido y cada vez más sectorial con el que las empresas llegan de manera más efectiva a los perfiles específicos más demandados en la actualidad.
Tampoco se puede ignorar el impacto generacional por el que está atravesando el sector. Los jóvenes demandan cada vez más debido al cambio que han experimentado sus necesidades vitales y ambiciones, unido también a que cada vez conocen más el sector. La tendencia actual reside precisamente en perfiles que buscan no solo trabajar por un salario, sino por una buena calidad de vida y un buen desarrollo profesional. Un ejemplo que sirve para explicar esta tendencia es la dificultad que tienen los grandes grupos de restauración para encontrar perfiles que trabajen a turno partido, aunque salarialmente pueda ser más atractivo.

Otro de los factores que repercuten en este nuevo panorama es el cambio en la expectativa del cliente.
Los usos y costumbres de los mismos en el sector de la restauración han cambiado de manera considerable. Ir a un restaurante se ha convertido en una opción más de ocio, lo que requiere sorprender y ofrecer una experiencia global al cliente, no solo a nivel gastronómico, lo que a su vez se traduce
en la necesidad de contar con nuevos perfiles profesionales, específicamente formados, para complementar o incluso marcar la diferencia entre una buena o mala experiencia.

Figuras como el sumiller o el barista se han vuelto imprescindibles para el actual modelo de restauración de éxito. Perfiles especializados que necesitan de una gran formación y en algunos casos experiencia en servicios de alta exigencia.
La mejora tecnológica aplicada a la cocina también ha contribuido a generar este nuevo clima en la selección de personal de hostelería y restauración. Fruto de la explosión de la cocina creativa y gastronómica se empezó a utilizar maquinaría que facilitaba los procesos de producción y cocinado. Si hace veinte años la producción en cocina tardaba en ser preparada cuatro horas en la actualidad es posible que se termine en dos, lo que no solo supone un ahorro en tiempo, sino a nivel económico. La aparición de aparatos como el abatidor de temperatura o el horno de convección son, a día de hoy, imprescindibles para cualquier cocina de un restaurante, lo que a su vez se traduce en la necesidad de contar con un personal que conozca cómo utilizar esa maquinaria y cómo sacarle el máximo partido posible para que resulte beneficiosa para el establecimiento.
Esta cuestión es perfectamente extrapolable al ámbito de los productos e ingredientes típicos que han evolucionado para dar paso a geles, polvos o deshidratados que facilitan la creación de salsas o cambios de texturas y que también precisan ser utilizados por una persona altamente cualificada.
Por último, pero no menos importante, debemos recordar que nos encontramos en plena sociedad de la información y que el conocimiento está al alcance de todos. En el ámbito de la selección de personal se traduce en que, a la hora de hacer una entrevista, el candidato acude no solo conociendo la estructura y prestigio de la empresa sino también valorando su incorporación por una estrategia o visión del negocio que le permita desarrollar sus conocimientos y habilidades en el restaurante.

-PUBLICIDAD-